SOCIEDAD

Unas 1.500 personas enfermas renales necesitan de trasplantes de riñón


Hoy es el Día Mundial del Riñón y en el hospital San Juan de Dios habrá una feria para informar a la población sobre la importancia del cuidado de la salud renal. Tramitan la acreditación del nosocomio para realizar trasplantes renales gratuitos


En la conferencia de prensa de ayer realizaron análisis de glicemia a algunos periodistas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/03/2019

Alrededor de 1.500 personas afectadas por enfermedades renales crónicas en el departamento de Santa Cruz necesitan de trasplantes de riñón para prolongar su esperanza de vida en condiciones de salud favorables.

Estas cifras negativas fueron divulgadas ayer por médicos especialistas en enfermedades renales, con ocasión del Día Mundial del Riñón que se celebra cada año el segundo jueves de marzo, como hoy, cuyo objetivo es crear conciencia sobre la importancia de nuestros riñones y reducir el impacto de la enfermedad renal que en Santa Cruz se incrementa de un mes a otro, según los datos.

A decir de Ernesto Viscarra Mendoza, presidente de la Sociedad Cruceña de Nefrología, 500 personas por cada millón de habitantes en el mundo padecen de insuficiencia renal, por lo que basado en que el departamento de Santa Cruz acoge a tres millones de ciudadanos, la operación aritmética arroja la cifra de 1.500 enfermos renales crónicos, los cuales requieren necesariamente de sesiones de hemodiálisis para sobrevivir.



Asimismo, a Viscarra le alarma el hecho de que en nuestro departamento cada mes aparecen en los hospitales 10 nuevos pacientes para iniciar las terapias de reemplazo renal conocidas como diálisis.

Aprovechando el Día Mundial del Riñón, en el hospital San Juan de Dios llevarán a cabo hoy por la mañana una feria preventiva y educativa para dar a conocer a la población sobre la importancia del cuidado de estos órganos vitales.

Mal que se puede prevenir

“El objetivo de la feria es dar a conocer a la población la incidencia de la enfermedad renal y sus complicaciones. Es una enfermedad que puede ser prevenida con controles sanguíneos y exámenes laboratoriales y se puede limitar el daño con un tratamiento para sobrellevar una vida digna y con calidad”, manifestó Marcelo Cuéllar, director médico de dicho hospital.



Entre las causas principales para el deterioro de los riñones figuran la diabetes, la hipertensión arterial, las infecciones urinarias y las colagenopatías. “Podemos prevenirla controlando el azúcar, la diabetes, la hipertensión y las infecciones urinarias. Hay que evitar a que llegue a etapas desastrosas como es la falla renal terminal”, indicó Viscarra.

“Nuestro mayor deseo es que la población venga a la feria, porque nuestro principal objetivo es prevenir las enfermedades renales. Vamos a orientar a la gente y realizarles algunos estudios de laboratorios para ver si tienen algún daño renal. Estas enfermedades se pueden prevenir cuando se las detecta en el primer periodo”, expresó Freddy Padilla, jefe del Servicio de Nefrología en el San Juan de Dios.

Plan de trasplantes gratuitos

El hospital San Juan de Dios cuenta con un equipo de nefrólogos y otros especialistas capacitados para hacer trasplantes renales, dijo el director Marcelo Cuéllar, por lo que la administración ha iniciado un proceso de acreditación ante las autoridades nacionales de salud para brindar este servicio de forma gratuita por primera vez en un centro hospitalario de tercer nivel del sistema público boliviano.

Cuéllar calcula que en mayo o junio de este año el hospital será sometido a dos evaluaciones para el efecto: una de parte del Sedes de Santa Cruz y otra del Ministerio de Salud. “Nos harán la evaluación para ver los requisitos a cumplir y cuáles serán los ajustes a realizar; posiblemente a partir de ahí recién estaremos habilitados para comenzar el proceso de trasplantes. Si todo va bien, a lo mejor, este año podemos comenzar a dar esta prestación”, señaló Cuéllar.



Este hospital público tiene una unidad de diálisis con siete máquinas que trabajan de lunes a viernes y se hacen 4.300 diálisis al año para pacientes crónicos y agudos. Dicho tratamiento solo es un paliativo a la enfermedad renal. “Queremos darle a la población la oportunidad de tener acceso a trasplante en un hospital público, y en eso estamos abocados con el doctor Padilla, el jefe del servicio de Nefrología”, expresó el director médico.

La causa número uno de atención en consulta externa en el San Juan de Dios es la diabetes; la segunda es la hipertensión arterial y la tercera, la obesidad. Las dos primeras constituyen inversamente las primeras causas de insuficiencia renal.