TENDENCIAS

Tal vez serviste mal la cerveza toda tu vida, así es como se hace


En distintas ocasiones hay personas que han sido víctimas de una cerveza mal servida, te dejamos algunos consejos para que esto no te suceda

La cerveza es una bebida popular en el país. Foto: Internet
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/04/2018

Disfrutar de una cerveza (siempre mejor si está fría, según los conocedores de esta bebida) es algo que muchas personas hacen al menos una vez al año (sin excesos). Sin embargo, le demos o no importancia, su sabor no solo varía según la marca, sino también depende de cómo esté servida.

En distintas ocasiones hay personas que han sido víctimas de una cerveza mal servida, según la red televisiva española Cuatro. Y aunque para algunos servirla es una tarea sencilla, para otros es más complejo de lo que parece.

Por tal motivo la firma cervecera la Estrella Galicia dio 'cátedra' sobre cómo servir esta bebida, que entre las alcohólicas es de las más populares.

La mejor forma de servir paso a paso

El primer paso será refrescar la copa o vaso para que el agua permita que la cerveza se deslice con suavidad. En este paso hay que tener cuidado, porque si no se escurre bien el agua, la cerveza puede perder sabor y calidad.

En caso de servirla desde un grifo hay que dejar que el primer golpe de espuma caiga sobre la bandeja, nunca dentro del vaso, el cual después de este paso debe estar inclinado a 45 grados dejando que poco a poco se vaya deslizando la cerveza por el interior.

Según se va llenando la copa o vaso se coloca en posición vertical y cuando se llenan los 3/4 se debe cerrar el grifo de un solo golpe. Después se abre otra vez pero en esta ocasión se debe esperar a conseguir un filo hilo de crema para comenzar a echar la espuma.

Cuando se consigue, apuntaremos con la crema en el centro de la cerveza y llenaremos la copa hasta arriba, porque a no es normal un vaso a medias. Sin embargo, se debe tener cuidado en no derramarla.

¿Cómo servir la cerveza desde la botella?

Al igual que con el grifo, Estrella de Galicia recomienda refrescar la copa con agua, tal y como se indicó en el paso anterior.

Es muy importante que la boca de la botella no toque el vaso o copa, por lo que tendremos que se debe cuidar en este paso cuando comencemos a servirla.

De esta forma, se inclina la copa unos 45 grados y se dejará que la cerveza se deslice lentamente por las paredes del interior, sin generar espuma y llenando las 3/4 partes del total.

Una vez se cumpla este paso hay otro que también es importante: la espuma. Para ello debemos hay que jugar con la altura existente entre la botella y la copa y se apuntará con un fino hilo de cerveza en el centro, suavemente.

De esta forma se consigue dar con el punto exacto a la espuma de la cerveza que se transformará en una deliciosa crema, cuenta la marca cervecera.

Por último, pero no por ello menos importante, es la presentación. Si quiere sorprender a los comensales hay que intentar no derramar ni una gota y colocarla sobre un posavasos para demostrar máxima profesionalidad.

Te puede interesar:

 



 




En esta nota