EXTRA

Sayman: “Todavía tengo miedo de que me vean como el ingeniero que es gay”


El niño prodigio boliviano que trabajó en Facebook y que ahora está en Google se confesó ante el mundo el día que cumplió 22 años; lo hizo en la revista People

Sayman es product manager de Google actualmente y vive en Miami. Quiere venir a Bolivia para Navidad
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/08/2018

Michael Sayman es nuevamente noticia mundial, pero esta vez no por temas relacionados con la tecnología, como ocurrió en 2014, cuando fue contratado por Facebook con tan solo 17 años tras el éxito que cosechó con su aplicación 4Snaps y en 2017 por su paso al gigante de internet Google. Ahora revela su preferencia sexual en las redes sociales y EL DEBER lo contactó vía teléfono para confirmarlo. Contestó desde su domicilio en Miami (EEUU), donde reside actualmente por su trabajo como gerente de producto en Google.

¿Cómo fue que decidiste compartir al mundo y decir que sos gay?

Como que tuve un poco de miedo al comienzo por no saber cómo iba a reaccionar mi familia en Perú y en Bolivia, hasta ahora no sé qué va a suceder. Cuando empecé a crear aplicaciones recibía mensajes de otros chicos que me contaban que mi historia los inspiró a crear aplicaciones o que estaban aprendiendo a programar. Ser un hispano en Silicon Valley les hizo darse cuenta de que cualquiera, no importa de donde venga, puede lograr cosas en el mundo de la tecnología.

Al ir madurando y creciendo me empecé a dar cuenta de esta parte de mi vida y pensé que era mejor quedarme callado. Preferí seguir pensando que esto no era parte mía, que no era verdad. Lo escondí dentro de mí, ni me lo admití a mí mismo, pero comprendí que escondiendo esta parte de mi vida estoy dañando el progreso que yo quiero ver en el mundo. Todavía tengo miedo de hablar sobre esto, del qué va a decir la gente, cómo me van a tratar, si me van a ver solamente como el ingeniero que es gay y lo que yo logre ya no importa y que lo único que me defina sea esto. Pero a la misma vez si yo no hablo sobre esto, nunca se va a acabar el miedo a la reacción de la gente.

De repente sienta un poco de rechazo o escuche cosas que no me gusten, pero creo que el efecto que tendrá en el mundo va a dejar algo mejor para los otros chicos que también tienen ese miedo.

Te puede interesarMichael Sayman, el joven de origen boliviano que trabaja en Google, revela en el día de su cumpleaños que es gay

Después de hacer esta revelación, ¿cómo te sentís?

No sé exactamente qué pensar ni qué hacer. No tengo palabras, me siento más aliviado, pero a la vez me estoy poniendo un poco nervioso. Por otro lado, me está sorprendiendo que hay mucho más apoyo de lo que yo pensaba, tenía miedo de que iba a haber un rechazo total.

En EEUU la sociedad es más abierta, pero las sociedades peruana y boliviana de donde provenís son más conservadoras. ¿Cómo han reaccionado?

Tengo amigos que trabajan en Google y después de contarle a su familia estos han reaccionado tranquilos, como cualquier cosa. Me sorprende eso porque en mi familia en Perú y en Bolivia no es así nomás.

¿A qué edad te diste cuenta de que eras gay?

Muy tarde. De chiquito pesaba un montón, unas 190 libras y no era tan alto. Yo pensaba que la razón por la que no estaba saliendo con chicas ni yendo a fiestas era porque era gordo, eso era lo que yo me decía. A mis 18, 19 (años) cuando comencé a bajar de peso me di cuenta de que había algo más ahí y que no solo era el peso.

Escucha el audio de la entrevista aquí: 

¿Sentiste presión para dar a conocer la verdad?

Yo sentía presión de esconderlo, me decían no digas nada, esto te va a traer problemas en tu carrera, mejor quedate callado. Pero me di cuenta de que eso no ayuda y si quiero que otros tengan una vida diferente, tengo que empujar un poco y hacer algo al respecto.

¿Con quién lo conversaste primero, con tus amigos o con tus padres?

Lo conversé con mis padres, pero como no sabía bien cómo contarlo, les mandé un mensaje por Messenger, más que nada yo quería que no sea una cosa grande, así que les dije: “Salí con un chico y me gustó”. Mis padres después me contaron que se quedaron paralizados en el teléfono. Mi madre me respondió: “Me parece muy bien, ya después conversamos cuando quieras”. A mamá le costó un poco de trabajo, no lo rechazaba, solo que no se lo esperaba. Tomó un par de semanas estar tranquila con la verdad. Lo conversé con ellos a los 20. Hoy (ayer) cumplo 22.

¿Tomaste en cuenta si esto te puede generar alguna situación incómoda en el trabajo?

Sí, me generó un poco de miedo. No me permití hablar sobre el tema por miedo, pero a estas alturas pienso que si algo me pasa servirá para que no ocurra más en el futuro. Ahora mi prioridad es avanzar en el tema y llegar a un punto en que otros chicos no tengan que pasar por el mismo miedo.

¿Tenés pareja? ¿Intentaste salir con chicas?

Claro que intenté salir con chicas. A mis 13 fui con una por primera vez a una fiesta y me dio un beso, y después me puse a pensar ¿esto es lo que a la gente le encanta? No sentí nada. Actualmente tengo pareja, hablé con él (antes de hacerlo público) y me dio más confianza, ya era hora de contarlo. Pero las cosas que hacen normalmente las parejas, como agarrarse de la mano, no las puedo hacer. Hay cosas simples que a cualquier pareja le gusta hacer, pero cuando lo haces con alguien del mismo sexo la cosa se complica.

Video: Sayman visitó Bolivia en 2015 y durante su estadía dictó una conferencia sobre redes sociales en El Deber: 

 

 



 




En esta nota