REVISTA EXTRA

Saltar el desayuno a tempranas horas es nocivo para la salud


Después de 12 horas de ayuno, el cuerpo necesita alimentarse y recibir calorías, carbohidratos y grasas que lo llenen de energía. 

Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/02/2018

El cuerpo necesita estar bien preparado para poder alcanzar sus objetivos de todos los días. Por eso es importante estar bien alimentado, nutrido y enérgico. En este sentido, la nutricionista Marcia Llobeth Solares afirma que el desayuno es la principal comida del día, después de casi 12 horas de ayuno, porque el organismo trabaja sin parar.


 Cuando estamos en descanso seguimos respirando, el intestino sigue haciendo su labor y el corazón sigue latiendo gastando todas sus energías, esa es la razón por la que el desayuno debe contener los carbohidratos, proteínas y grasas, que ayuden a recuperar las fuerzas. 


La especialista indica que entre las 6:00 y las 9:00 se activa la hormona del cortisol y se necesita regular los niveles de glicemia. Por ello es importante que entre los horarios de 7:00 a 8:00 se alimente esa hormona con fibras como frutas, galleta o avena, para que los niveles de glicemia no bajen y el cortisol no se eleve. 

El yogur. Es excelente fuente de proteínas y rico en minerales. Además les ayudará a saciar el apetito y a mejorar la flora intestinal. 

Ayuda a perder peso
Desayunar bien  también es una parte fundamental para la pérdida de peso y empezar el día, es nuestra gasolina, afirma Marcia. La clave es  hacer un balance que tenga todos los macro nutrientes en cantidades proporcionadas. Además, hay que tener en cuenta los distintos requerimientos calóricos a consumir, por la diferencia de edad, de tamaño y de peso. 


Por último, agrega, desayunar adecuadamente ayuda a evitar y a controlar enfermedades, como la diabetes. Por eso es conveniente tener horarios fijos de alimentación entre el desayuno, el almuerzo y la cena. Los jugos nutritivos (colaciones) son vitales sobre todo en el control del corazón. 


“Una mala alimentación puede derivar en males como gastritis, estrés y otras más. Una comida que es rica en grasa, azúcares, alimentos procesados y lo menos natural posible, la salud se verá muy afectada”, concluye.

Jugo de naranja. Al consumir el zumo se estarán cargándose de energía para todo el día y, además, se pueden prevenir muchos males para el organismo.
Los cereales. Son ideales para cargarse de energías. Están llenos de carbohidratos y proteínas, por ello hay que consumirlos con equilibrio. Les sentará bien y les ayudará a no subir de peso.

 



 




En esta nota