EXTRA

Padre modelo en Facebook, modelo inmoral en Twitter


La doble vida de un hombre salió a la luz a raíz de las conversaciones explícitas que mantenía con menores de edad. Se declaró culpable de 50 cargos

Fue descubierto por un centro de monitoreo y ayuda infantil
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/03/2018

Calvin Barnes, un hombre que aparentaba ser un padre cariñoso y amable con sus hijos en Facebook, pero que se comportaba de una manera muy diferente en Twitter fue condenado a 18 años de prisión. ¿Su delito? posesión de pornografía infantil y envío de la misma a través de Twitter.

El condenado llamó la atención de la Policía del condado de Polk (Florida, EEUU) por un informe de CyberTipline, un centro nacional de ayuda infantil, por tener conversaciones explícitas con menores de edad.

Barnes se declaró culpable de 50 cargos de posesión de pornografía infantil y recibió 18 años de cárcel más 15 años de libertad condicional para delincuentes sexuales. Le encontraron 500 archivos con material donde aparecían menores.

En su cuenta de Facebook, en contraste con sus actos delictivos en Twitter, Barnes publicaba fotos de él con su hija con la leyenda: “Esta dulce niña me hizo el almuerzo anoche y esta mañana se levantó y lo puso en mi bolsa de almuerzo. ¡Estaría perdido sin mis hijos!”.

Autoridades y organismos internacionales recomiendan poner en conocimiento estos casos ante cualquier sospecha y piden a los padres tener control sobre el uso que sus hijos le dan a la tecnología.



 




En esta nota