SOCIEDAD

Los trastornos mentales se pueden confirmar con un aparato que ya está en Bolivia


Se trata de una tecnología sueca que se está aprovechando en Inglaterra, Corea, Suecia y nuestro país. Se invita a ser voluntario para levantar un banco de datos 

El equipo fue desarrollado en Suecia y en Santa Cruz solo dos personas lo pueden manejar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/03/2018

Que un ser querido en casa sea diagnosticado con algún trastorno mental es una noticia que desorienta a toda la familia, ¿a quién recurrir?, tiene esto que dicen que tiene?, ¿la medicación es la adecuada?, ¿está surtiendo efecto?, son solo algunas de las interrogantes.
Por lo general, no hay muchos lugares a donde recurrir y los tratamientos son muy costosos. 

Por todo esto es que la carrera de Sicología de la UPSA, a través de su Centro de Investigación y Asesoramiento Sicológico,  acaba de adquirir una nueva tecnología desarrollada en Suecia que existe solo en cuatro países del mundo: Inglaterra, Suecia, Corea y ahora Bolivia.

Básicamente se trata de un sistema que acorta el viacrucis de los padres porque confirma o descarta el diagnóstico y permite verificar si la medicación surte efecto”, explica Marion Schulmeyer, jefe de carrera.

A simple vista el equipo consiste en una laptop, cables y audífonos. El paciente se coloca los audífonos y a través de ellos se transmite un sonido que afecta a las neuronas del cerebro, cada una de ellas reacciona emitiendo una señal eléctrica que la reporta el equipo. Dependiendo de qué tipo de trastorno se sufre, el cerebro procesa de una manera u otra las señales sonoras. Así es como se logra una medición más precisa.

“Este sistema permite tener certezas y que el paciente o sus familiares no necesiten irse a otro lugar (extranjero) para saberlo”, resalta Schulmeyer.

Para qué sirve

Para medir trastornos mentales, es decir, alteraciones del comportamiento de las personas. Este equipo llamado SDBera (Senso Detect Brainstem Evoked Response Audiometry, que traducido del inglés al español quiere decir audiometría del tronco encefálico) puede medir alteraciones como autismo, esquizofrenia, alzéhimer y trastorno de déficit de atención (TDA).

Confirmar un diagnóstico permite saber qué hacer, así de simple. Muchas veces cuando se tiene medicación siquiátrica, esta se basa en la prueba y el error (se administra un tratamiento y dependiendo de cómo surte su efecto se lo mantiene o se lo cambia hasta dar con el que sienta mejor al paciente). Para reducir los tiempos de prueba error, con este aparato se puede ver cómo está funcionando el cerebro y detectar si la medicación está ayudando o no. 

El centro de la UPSA

El Centro de Investigación y Asesoramiento Sicológico que acaba de adquirir esta tecnología está trabajando en una primera fase que es de levantamiento de datos. Primero van a recoger muestras de por lo menos unas 200 personas y a partir de ahí inferir si los cerebros de la gente boliviana funcionan igual -o no-  que los cerebros de los coreanos, suecos o ingleses, comparando los resultados con la base de datos gigante que la empresa creadora de la máquina (Senso Detect) tiene en Suecia. 

Por eso es que Schulmeyer en tono de broma lanza la invitación para quienes “quieran donar sus ondas a la ciencia”, que no es otra cosa que hacer la medición a los  voluntarios (que quieran o que necesiten la medición) para alimentar esta base de datos. “No estamos haciendo devolución de resultados en esta etapa, pero sí lo haremos de aquí a dos meses”, aclara.

Si alguien tiene en casa un familiar con alzéhimer, autismo, TDA o esquizofrenia puede acudir y se le puede hacer un diagnóstico. Como se necesitan unos 200 pacientes voluntarios, la medición es gratuita y se puede pedir hora llamando al  346 -4000 interno 227 en horario de oficina.

Después vendrá el trabajo con la comunidad ayudando a confirmar diagnósticos. 

Más casos de los que se piensa

“Con seguridad todos conocemos  a alguien que padece algún trastorno mental, y esto es porque realmente es alto el índice”, apunta la jefe de carrera, resaltando que la literatura universal plantea que existe un 8% de niños con trastorno de espectro autista y alrededor de 10% con déficit de atención, por mencionar algunos. 

Las personas con alguna alteración mental tienen un cerebro que funciona de una manera diferente, por lo tanto deben ser tratadas diferente y esta máquina ayuda a dar el primer paso.

PARA SABER...

Laboratorio de neuro cognición de la Upsa
Forma parte del Centro de Investigación y Asesoramiento Sicológico. En este momento está trabajando en un programa de atención a los adultos mayores para evaluar si tienen alzéhimer o procesos de senilidad. Ahí se imparten estrategias para retrasar el deterioro. 

Representante
YSIS Medical es el representante de esta tecnología para América Latina.



 




En esta nota