SOCIEDAD

Las madres de hoy tienen nuevos roles, más espacios y menos hijos


Expertas destacan que los tiempos modernos han incorporado nuevas obligaciones a las mamás. Según una encuesta del INE, las madres que son profesionales tienen menos hijos, pero el amor por su familia no cambia

Victoria Lino Rojas | Madre y  ‘Multiabuela’
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/05/2018

Aunque el amor por los hijos es el motor que mueve a todas las madres, las necesidades y realidades del mundo moderno han incorporado nuevos roles en las progenitoras. De ser la mujer que se encargaba exclusivamente del cuidado del hogar, actualmente la mayoría trata de conciliar ese rol con el trabajo, la profesión y otras actividades y espacios en los que se desarrollan. 

Esto también ha tenido su efecto en el número de hijos, ya que la tendencia es tener menos hijos. Es más, la encuesta de hogares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) da cuenta de que mientras más grado de instrucción tienen las madres, menos son los hijos. 

La última encuesta de hogares, realizada en 2017 y divulgada a propósito del Día de la Madre, que se celebra hoy en nuestro país, revela que en Bolivia 2.389.513 féminas son mamás.  De 433.750 que tienen grado de formación nivel superior, la mayoría, es decir, 173.854, tiene solo de un hijo; mientras que 31.613, cuatro.

Partiendo de estos resultados de la encuesta, la sicopedagoga Silvia Roca Paredes asegura que los datos son una muestra de que tanto el rol maternal como sus aspiraciones han evolucionado con el tiempo. 

Las necesidades económicas y otras realidades han impulsado a las progenitoras a salir a trabajar con el fin de ayudar al esposo en el sustento del hogar, a profesionalizarse, a incursionar en diversos ámbitos y también a planificar la cantidad de hijos que quiere tener. 

“Antes la mamá se quedaba  en la casa a cuidar de los hijos y del hogar, ahora sale a trabajar y se profesionaliza. Al tener mayor instrucción, alberga otros alcances. Si bien somos mamás y nos damos tiempo para nuestros hijos, también tenemos oportunidades de superarnos, buscamos nuevas alternativas de educación, incursionamos en mundos laborales diversos e incluimos la planificación familiar”, manifiesta Roca. 

La sicopedagoga Nadia Rocabado coincide al manifestar que cuando una mujer tiene acceso a la educación superior, sus alternativas de desarrollo crecen y eso hace que muchas tomen la decisión de tener pocos hijos. El costo de vida, cada vez más elevado, también influye en la cantidad de descendencia. 

En cuanto a los roles, Rocabado hace notar que muchas mujeres ahora son jefas de hogar o madres solteras, por lo tanto, son las proveedoras del hogar, un papel que antes era exclusivo de los padres. 

Ambas profesionales coinciden en que algo no ha cambiado y es el amor por sus hijos, motor fundamental de sus vidas, además de su fortaleza y dedicación por la familia. 

Ocupación
De acuerdo con la encuesta de hogares del INE, la mayoría de las madres que trabajan está inmersa en actividades ligadas a la venta al por mayor y menor, y reparación de automotores; a la agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura; a actividades de hospedaje y servicios de comida; a la industria manufacturera; a servicios de educación; a servicios de asistencia social; a la administración pública, defensa y seguridad social, entre otras actividades.

Los datos también revelan que en Bolivia 1.194.068 de madres son casadas, 594.002 son convivientes o concubinas, 214.761 son solteras, 182.092 son viudas, 156.816 están separadas y 47.774, divorciadas. 

La investigación, además, muestra que la mayoría de la madres vive en el área urbana (1.754.675) y  solo 634.838 en el área rural, esto porque el área urbana concentra la mayor cantidad de población. 

Salud
Con respecto a la acceso a los servicio de salud, el Ministerio de Salud informó de que en Bolivia 9 de cada 10 gestantes dan a luz siendo atendidas por personal médico y en un establecimiento de salud, según la Encuesta de Demografía y Salud.

La ministra del área, Ariana Campero destacó estos logros. “Antes 6 de cada 10 mujeres eran atendidas en un establecimiento de salud para dar a luz y hora son 9 de cada 10, es un gran avance”, refirió la autoridad.

Historias
Hoy, cuando se celebra el Día de la Madre, les presentamos tres historias de madres que son el reflejo de miles de bolivianas, capaces de vencer las adversidades y salir adelante por el amor a sus hijos y a su familia. 

Victoria Lino Rojas
Madre y  ‘Multiabuela’

“A ver si llego viva para mi cumpleaños número 100”
Victoria Lino Rojas (99) es la matriarca de los Peña-Lino, una familia tradicional del municipio de El Torno, donde vive rodeada de sus hijos, que en conjunto le han dado hasta ahora 48 nietos, 94 bisnietos y 21 tataranietos.

Doña Victoria tuvo nueve hijos (tres fallecieron) fruto del matrimonio con Manuel Peña Guzmán, quien murió a los 87 años, con el que compartió más de 60 años de casados. Ambos nacieron en Postrervalle del Carmen (provincia Vallegrande) y llegaron hace 63 años a El Torno, se dedicaron a la agricultura y a la cría de ganado.

La ‘multiabuela’ Victoria nació un 23 de diciembre de 1918 y hasta ahora goza de una buena salud y lucidez mental plena, aunque se moviliza en una silla de ruedas por causa de una fractura en la cadera. 

Sus hijos, Bernardino, Adalid, Hebert, Alina, Jesús y Calixto, manifestaron que preparan una gran fiesta para celebrar el centenario de la mamá grande para este fin de año. “A ver si llego viva para mi cumpleaños, ojalá. Mis hijos ya verán qué hacen. Yo me contento con lo que me regalen”, manifestó.

Victoria Lino cree que el secreto para una larga vida consiste en ser feliz, pese a los problemas, y en una buena alimentación. Reveló que toda su vida su comida estuvo basada en el maíz, grano con el que hasta ahora preparan en su casa sopa, pire (harina de maíz con queso) y roscas; tampoco falta la leche, gallinas criollas, carne vacuna y el infaltable mote. No conoce la diabetes ni la hipertensión arterial. “Tengo mi caballo colorado oscuro, él es el que corre, yo soy la que sudo”, copleó al final de la entrevista. /Berthy Vaca Justiniano

Marina Durán Rivero / Madre sustituta 
“Tengo una gran familia”

Marina (51) es madre sustituta desde hace 27 años en las Aldeas Padre Alfredo y en ese tiempo ha criado a más 30 niños como si fueran sus hijos biológicos. Actualmente tiene a su cargo 13 chicos, el menor de 3 años y la mayor de 18, que son su razón de vida. Marina es de Roboré, llegó joven a trabajar en las aldeas y asegura que allí Dios le señaló el camino de cuidar a los niños que quedaron solos. “Lo más lindo de tener una familia es el cariño inmenso que recibo. Lo noté cuando estuve enferma y hacían cola para verme”, cuenta.

Rosmery Galván
Vendedora
“Mi sueño es ver a mis hijos formados”

Una imagen común en la ciudad es la de una madre soportando el intenso sol o el frío con tal de llevar el sustento a sus hijos. Es el caso de Rosmery Galván (30), quien de lunes a sábado, sale  a vender pescado por inmediaciones del cuarto anillo y av. Virgen de Cotoca. A las 5:00, Rosmery sale de su casa con su bebé, de 1 año, en brazos porque a las 6:00 ya debe estar ofreciendo pescados frescos a las amas de casa que llegan hasta su puesto. “Mi sueño es ver a mis hijos formados”, dice esta mamá de tres niños.

Para saber

La fecha
El 27 de mayo se celebra en Bolivia el Día de la Madre, esta festividad conmemora lo sucedido en la misma fecha de 1812, cuando las heroínas de la Coronilla sacrificaron sus vidas para combatir a los españoles. En homenaje a ese valor se instituyó el Día de la Madre, por ley del 8 de noviembre de 1927. 

Beneficio 
El Ministerio de Salud destacó que en Bolivia las madres se benefician con el Bono Juana Azurduy de Padilla, que tiene como uno de sus requisitos el control médico de las mujeres embarazadas y del niño menor de dos años. Según datos del Ministerio de Salud, desde 2009 hasta el 30 de abril de 2018, el bono propició 9.785.791 controles integrales, prenatales, parto y posparto. Del total de controles, 2.713.149 se realizaron en La Paz; 1.956.027, en Cochabamba; 1.663.201, en Santa Cruz; 1.011.598, en Potosí; 857.032, en Chuquisaca; 552.607, en Tarija; 538.935, en Oruro; 403.920, en Beni, y 89.320, en Pando.  



 




En esta nota