SOCIEDAD

Las becas para estudiantes bolivianos se desperdician y las ofrecen todos los años


Erasmus+ es un programa de la UE que oferta especialización para estudiantes y profesionales de todo el mundo. Dos becarias bolivianas cuentan su experiencia

Claudia (izquierda) y Dorita estudiaron con becas en países de Europa
Leer el artículo Pausar Lectura

Hace 3 días

La Unión Europea y representantes de algunos países de dicho continente dieron a conocer en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno el Programa Erasmus+, de becas de estudios  en el Viejo Mundo para estudiantes y profesionales interesados en especializarse en áreas académicas variadas, que abarcan una amplia gama de lo científico a lo tecnológico.

Se puede optar por arquitectura, urbanismo y ordenación del territorio; ciencias económicas y administrativas; ingeniería, tecnología, geografía, geología y áreas relacionadas.

Entre 2009 y 2017, el Programa Erasmus+ ha beneficiado con becas a 392 estudiantes de las diferentes universidades en Bolivia. Empero, estas ofertas de estudio en prestigiosas universidades de Europa muchas veces son desperdiciadas por los bolivianos, al parecer, por desconocimiento, motivo por el cual representantes de la Unión Europea en nuestro país expusieron sobre el tema en el auditorio de la Facultad de Contaduría Pública de la Uagrm.

“Los invito a postular para la beca correspondiente. La verdad es que muchas veces las becas no se cubren. Es una pena que becas para estudiantes bolivianos se pierdan; queremos evitar eso con esta visita de los diplomáticos europeos en Santa Cruz”, manifestó León de la Torre Krais, embajador de la Unión Europea en Bolivia.

“Hay becas de todo tipo, lo importante es que los interesados se informen, que accedan a nuestras páginas webs, a las redes sociales y seleccionen la beca que más les convenga. Tienen muchas posibilidades y una estadía de uno o más años en el exterior a veces cambia totalmente el enfoque no solo del estudio, sino del trabajo que se quiere emprender”, agregó León de la Torre.

Experiencia propia
Claudia Vargas es una abogada paceña que en 2000 se benefició con la beca Chevening en Administración en Desarrollo en la universidad de Birmingham, Reino Unido, y volvió al país a trabajar en proyectos públicos (es uno de los requisitos).

“Trabajé para el Estado y luego dirigí un programa de agua y saneamiento auspiciado por las Naciones Unidas en San Ignacio de Velasco de 2009 a 2013”, indicó Vargas, que ahora es consultora nacional e internacional, y además apoya la promoción de estas becas y hace de tutora para los estudiantes interesados en el tema.

Otra joven favorecida con la formación gratuita fue Dorita Wurzel Fernández (25), estudiante de Marketing en la UPSA (este año egresa), quien obtuvo una beca para un grado de Comercio en la Universidad de Vigo, en Galicia, España. “Aprendí mucho sobre comercio exterior y sobre conciencia ciudadana. A los estudiantes les digo que las oportunidades de becas están ahí, pero no las saben buscar. Hay que estar pendientes de la Unión Europea, en internet, en las embajadas, donde se puede preguntar por los programas de estudios”, dijo Dorita.



 




En esta nota