MUNDO

Juez ordena torturar a acusado en pleno juicio en EEUU


La intención era hacer declarar al preso. Volverán a repetir el juicio ya que consideran que se violó los derechos constitucionales del acusado.

Otros juristas ven que la acción del juez puede dañar la dignidad del proceso. Foto referencial
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/03/2018

Por no responder recibió descargas eléctricas. Así sucedió en un juzgado de Texas (EEUU), cuando Terry Lee Morris, acusado de solicitar sexo a un menor, se negó a responder al ser increpado por un juez.

La autoridad judicial, de nombre George Gallagher, ordenó al policía que custodiaba a Morris activar el cinturón de seguridad que este traía puesto para que entrara en razón y se comportara como era debido. 

Estos cinturones paralizantes emiten descargas de hasta 70.000 voltios. Son dolorosos y se usan cuando el preso intenta escapar o se vuelve violento, según cita el diario El País.

Sin embargo, las descargas ocurrieron cuando el acusado se negó a declararse culpable o inocente. El acusado se dirigió  a Gallagher para decirle que le estaba "torturando", que se equivocaba al reprimirlo de esa manera.

El juez explicó que se le propinó el castigo porque el acusado se mostraba muy agitado y temía que la situación escalara, poniendo en peligro a los presentes.

"Nunca vimos un comportamiento similar y tampoco esperamos que algo así vuelva a suceder", lamentó la magistrada Yvonne Rodríguez refiriéndose a la conducta del juez.

La jurista considera pone en compromiso la "dignidad" del proceso para que la justicia no degenere en "barbarismo". Este tipo de castigo al acusado, insiste, "está constitucionalmente prohibido".

El caso volverá a ser juzgado en la corte que preside Gallagher, que se abstuvo de valorar la decisión. El abogado del acusado en el juicio no se opuso al castigo



 




En esta nota