EXTRA

Jóvenes y mayores de un pueblo holandés, "conectados" por andadores con wifi


El proyecto lo creó el holandés Rocco Verdult con el objetivo de que los jóvenes puedan conversar con los ancianos y así entablar una relación. El proyecto de monto solo se ejecuta los viernes


28/10/2017

Un proyecto del diseñador holandés Rocco Verdult pretende conectar a jóvenes y mayores de Helmond, una pequeña localidad al sur de Holanda, a través de unos originales andadores con wifi gratuito, destinados a propiciar los encuentros entre generaciones.

La iniciativa, bautizada como "Wifi-De Paseo", tiene por objetivo equipar a algunos de los habitantes más ancianos con estos modernos tacataca, dotados de una conexión a internet.

Si alguien desea conectarse a la red, solo debe acercarse y preguntarle la contraseña a la persona mayor, posibilitando que entre ambos surja una conversación.

De momento el proyecto funciona solo un día a la semana, los viernes, cuando los voluntarios que participan en el proyecto, todos de más de 60 años, se pasean por las calles de la localidad con los tacataca, suscitando sobre todo "sorpresa" entre los viandantes, explicó Verdult.

"Los más jóvenes no se lo creen cuando se lo contamos, hasta que lo comprueban en sus propios teléfonos móviles", añade. Según el responsable del proyecto, los chicos se acercan cada vez más a los mayores, especialmente desde que se ha corrido la voz en Helmond de que la conexión a internet de estos tacatás, además de gratuita, es de alta velocidad.

"Algunos vienen porque han visto a un amigo suyo haciendo un vídeo en directo en una red social", explica Verdult. La iniciativa sirve de pretexto para dar el primer paso y comenzar una conversación con los mayores.

"Una chica muy joven me dijo que le sería extraño iniciar una conversación con una anciana sin ninguna razón, pero que ahora tenía un motivo para hablar con ella" añadió el diseñador. Por supuesto, nada obliga a los chicos a hablar con los ancianos para conectarse, también pueden hacerlo "estando a unos metros del andador y pasando un rato cerca de esa persona", reconoce Verdult.

Sobre la acogida de los ancianos al proyecto, indica que "hay gente mayor que no sabe qué es internet", pero que "otros sí entienden por qué es tan importante". La contraseña para acceder al wifi en esta primera fase del proyecto es "todos los viernes", una manera de recordar a los jóvenes el día de la semana en el que los mayores van por la calle con los andadores.

Verdult explica que eligió esa clave inspirado por un restaurante al que iba habitualmente en el pueblo español de Calanda, en Teruel, donde vivió durante un año. El local estaba siempre lleno de habituales que acudían para utilizar internet, sin consumir nada.

En respuesta, los dueños decidieron poner como contraseña "pide un café". "Me pareció una genialidad", dice Verdult. El proyecto, que está ahora en su primera fase, ha instalado de momento puntos wifi en tres andadores pintados de colores llamativos, que han sido cedidos a voluntarios de la biblioteca de Helmond.

"Wifi-De Paseo", financiado por la biblioteca de Helmond y que se dirigía a los más jóvenes de la ciudad, ha ayudado a acercar a generaciones que se llevan más de cincuenta años de diferencia. Tras un pequeño estudio, descubrieron que lo que más les gustaba a los jóvenes de la biblioteca era conectarse a internet y poder pasar el rato con sus amigos.

"Pensé que sería una buena idea darles wifi en más lugares de la ciudad, y hay mucha gente mayor en Helmond que utiliza andadores", explicó Verdult, que consiguió la aprobación de la biblioteca local para combinar ambas ideas. El proyecto será interrumpido dentro de dos semanas y volverá a la ciudad en primavera, cuando el frío amaine en Holanda y las personas mayores puedan salir a la calle más fácilmente.



En esta nota