PARA ELLAS

Después de las comilonas, cuidá tu salud


El plan de desintoxicación se trata de una limpieza del organismo con infusiones, frutas, verduras y carnes blancas que se realiza 2, 7 o 14 días 

Seguí estos consejos para equilibrar otra vez tu dieta y limpiar el organismo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/01/2018

Al provocar una liberación continua de toxicidad, respaldada por un suministro constante de nutrientes, se logra en tiempo relativamente corto excelentes resultados, aporta Rita Medina (ritamedina@gmail.com), especialista en nutrición y educación alimentaria, que esta vez nos da pautas para la desintoxicación del organismo.

Cada persona nace con una bioquímica determinada, la cual puede predisponerle al desarrollo de ciertas enfermedades o síntomas. Es por esto que no todo el mundo se beneficia de la dieta típica recomendada basadas en ensaladas, frutas y agua natural sin gas. 

Una comida balanceada le permitirá a tu cuerpo funcionar de la forma correcta, te ayudará a depurar los excesos en bebidas y comilonas de las fiestas de fin de año.  Seguir un plan de desintoxicación te permitirá cuidar la salud y tomar mejores decisiones a la hora de comer.

Frutas: comer 3 frutas por día. La fruta aporta principalmente vitaminas y minerales antioxidantes, fibra, agua y enzimas. Los nutrientes que nos aportan nos protegen de desequilibrios cardiovasculares, cáncer y otros problemas del sistema inmunitario, además de ayudarnos a producir energía durante el día y a prevenir el envejecimiento prematuro.
Vegetales: comer 5 vegetales al día, siempre los de temporada. Los crudos estimulan el funcionamiento de las células y aumentan el poder energético del organismo. Por su alto contenido de clorofila y minerales como el magnesio que ayuda a mejorar el proceso digestivo, son antioxidantes y tienen muchísimas funciones que favorecen el equilibrio orgánico. 

Alimentos poderosos

La quinua tiene un alto contenido proteínico, fibra, vitaminas B y E, ácidos grasos esenciales y minerales como hierro, fósforo, calcio y magnesio. Tonifica los riñones y el corazón.

El arroz  integral es excelente para el sistema nervioso por su alto contenido de vitamina B. Es diurético y beneficia los riñones y vejiga.

El amaranto es una semilla con alto valor nutritivo. Es rico en aminoácido lisina. porta un valor nutritivo cercano a un filete de carne.

El maíz ayuda en la digestión, tonifica los riñones y es diurético. Mantiene las encías y los dientes sanos.

La avena es rica en proteína, vitaminas B y E, calcio, potasio, fósforo, sílice, magnesio y aceites poliinsaturados. Calma el sistema nervioso, restablece el sistema reproductivo y elimina el colesterol del aparato digestivo y arterias.

La carne blanca es recomendada para la desintoxicación porque sus nutrientes son fundamentales para nuestra salud. El consumo de carne debe ir acompañado de suficiente cantidad de agua y de una variedad y cantidad de vegetales. La carne roja y menudencias o vísceras no son recomendadas.

Grasas poliinsaturadas y monosaturadas. A pesar de su mala reputación si se saben usar bien, nos pueden ayudar a regular el metabolismo y a perder peso, entre otras muchas funciones. Las grasas más indicadas para nuestra salud son los aceites de oliva y los de semillas.

Antes de dormir

Una infusión de hierbas ayuda mucho en la limpieza del organismo. 

Se recomienda tomarlas calientitas, especialmente las infusiones de diente de león, cola de caballo, manzanilla, poleo, matico, llanten, paja cedrón.

Por la buena salud, el ser humano necesita un promedio de 2 a 3 litros de agua mineral sin gas al día. Sí, ¡es fundamental!

Cuando aumenta la proporción de agua en el organismo mejora el funcionamiento de los riñones y se incrementa la capacidad de desintoxicación y de defensa del organismo (no es necesario exagerar con el consumo de agua).

Es muy importante la introducción de líquidos e infusiones que pueden ser en bolsitas, plantas frescas compradas en los mercados, o cultivadas en nuestro jardín.



 




En esta nota