TECNOLOGÍA

Celulares y redes sociales, enemigos del sueño de los adolescentes


El 43 por ciento de los padres de adolescentes de entre 13 y 18 años en Estados Unidos asegura que su hijo tiene problemas para dormirse, según una encuesta de la Universidad de Michigan

Los dispositivos electrónicos afectan seriamente a la conducta de los jóvenes. Foto Forbes México
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/09/2018

La mayoría de padres de adolescentes con problemas de sueño en Estados Unidos culpa a los celulares, los dispositivos electrónicos o las redes sociales de mantener despiertos a sus hijos más tiempo de lo debido, según una encuesta nacional publicada este lunes por la Universidad de Michigan.

El 43 por ciento de los padres de adolescentes de entre 13 y 18 años en Estados Unidos asegura que su hijo tiene problemas para dormirse o que se despierta en mitad de la noche y no puede volver a conciliar el sueño, de acuerdo con el estudio.

Entre ellos, un 56 % atribuye esa falta de sueño a la adicción de sus hijos a los aparatos electrónicos, el teléfono móvil o las redes sociales.



"Esta encuesta sugiere que los problemas de sueño son comunes entre los adolescentes, y que sus padres creen que el uso de dispositivos electrónicos es uno de los principales factores que contribuyen a ello", resumió la codirectora del sondeo y experta en salud pública, Sarah Clark.

En este sentido, un 43 % de los padres apuntaron a los deberes de la escuela y otras actividades como causas que mantienen despiertos a los adolescentes durante las horas que deberían dedicar al sueño, y un 31 % de los padres achacaron ese hábito a las preocupaciones de sus hijos sobre la escuela.

Además, un 23 % de los encuestados señalaron las preocupaciones por la vida social y un 10 % argumentaron que se debe a problemas de salud o medicaciones.
 El estudio es resultado de una encuesta realizada a una muestra representativa de los hogares estadounidenses que incluyó entrevistas con 1.018 padres de adolescentes con edades que oscilan entre los 13 y 18 años. 



 




En esta nota