REVISTA EXTRA

Castillos europeos, de la guerra al turismo


Europa recibe millones de visitantes que buscan explorar estas fortalezas

El más hermoso. Es Patrimonio de la Humanidad. Saint Michel, en Francia, recibe hasta 20.000 visitas cada día. Una parte visita la abadía.

05/11/2017

Dos veces al día, la marea sube y aísla al castillo de Saint Michel, en Francia. Ha sido considerado como el castillo más hermoso del mundo. En su época también fue uno de los más inexpugnables, porque cada marea llega a los 14,5 metros. Ahora, una carretera permite el acceso al lugar durante todo el año. Cada día, en la época de calor, hay hasta 20.000 visitantes ansiosos por conocer esta magnífica construcción, que empezó en el siglo VIII o IX.  

Europa es rica en castillos. Cada uno es una experiencia turística diferente. Otro de los castillos más hermosos está en Alemania. Se trata de Neuschwanstein, que se puede traducir como ‘el nuevo cisne de piedra’. . Esta construcción es en realidad un palacio del siglo XIX construido en Bavaria. Fue construido a petición de Ludwig II como un retiro, pero ni bien murió en 1886, fue abierto para que el público ingrese después de un modesto pago. Cada año es visitado por más de 1,3 millones de personas. 

En Austria se puede visitar la ‘alta fortaleza de los Salzburgo’ o Castillo Hohensalzburg, uno de los mejores preservados de Europa. Fue construido en el siglo XI y ampliado en el XIV. Es también uno de los castillos medievales más grandes. Mide 250 x 150 metros. 

El hermoso aunque maltratado Conwy Castle está en Gales, Reino Unido. Es una fortaleza medieval ubicada en la costa norte de Gales, construida por Eduardo I. 

Kilkenny fue construido en 1195 por William Marshal para controlar el acceso al río Nore y varios caminos vecinales. Se ha convertido en una de las mayores atracciones de Irlanda. 

El castillo de Praga, que destaca por su gran tamaño (570 metros de largo y 130 de ancho), es uno de los más antiguos. Está en Checoslovaquia. Comenzó a construirse en el siglo IX. 

Disney
En la zona más antigua de la ciudad está el castillo de Segovia, El Alcázar. Tiene la forma del casco de un barco y fue erigido sobre una monte rocoso. Fue construirdo en el siglo XII como una fortaleza para las tropas que servían al palacio real, pero luego cumplió con funciones como prisión y academia militar. Fue una de las estructuras que sirvió de inspiración para el castillo de Cenicienta, de Disney. 

Uno de los más llamativos es el castillo de Bodiam, porque según investigaciones relativamente recientes, no fue construido como fortaleza, sino para aparentar. 

Bodiam está ubicado en Inglaterra y su fin principal era la defensa contra los invasores franceses. La sospecha surgió cuando se descubrió que las murallas no eran tan gruesas como se esperaba. Nunca estuvo involucrado en ningún ataque, así que pasó a ser propiedad de poderosas familias, hasta que los pobladores locales empezaron a saquearlo. 

Hay más para visitar en Suecia. El castillo de Kalmar, sobre el Báltico, merece la pena el viaje, lo mismo que el de Egeskovk, en Dinamarca. 

3. Hohensalzburg. Es uno de los mejor preservados de Europa. Fue asaltado varias veces pero jamás pudo ser tomado. 

4. Alcázar. Conserva trazos islámicos y góticos. Se construyó en el siglo XII. Ahí se aloja la familia real cuando visita Sevilla.


En esta nota



e-planning ad