TENDENCIAS

Barrida de ‘cuentas falsas’ dejó a influencers y youtubers sin miles de seguidores


Twitter eliminó miles de seguidores falsos o robots para darle más credibilidad a la plataforma. Un videoblogger cuenta cómo hay ‘influencers’ y youtubers que se valen de estas cuentas ‘infladas’ para hacer negocio


Luis Arturo Villar, youtuber mexicano, explica que la purga que realizó Twitter terminó perjudicando a las cuentas que compraron seguidores falsos. Foto: Captura YouTube
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/07/2018

La limpieza que hizo Twitter de las cuentas falsas o ‘robots’ informáticos eliminó en cuestión de minutos a cientos y hasta miles de supuestos seguidores de personalidades, youtubers e ‘influencers’.

Los propietarios de estas cuentas recibieron una notificación de “comportamiento sospechoso” y luego fue congelada su actividad a la espera de confirmar su identidad y restablecer su contraseña. La propia red social estima que esta medida, aplicada el pasado viernes como un ‘ejercicio para transparentar’ los números y dar mayor veracidad a la plataforma, ha afectado a un 6% de los 336 millones de usuarios que tiene en el mundo.

De acuerdo a algunos portales, entre las cuentas más afectadas figuran desde la de la cantante Katy Perry hasta la del expresidente de EEUU, Barack Obama, así como también la del futbolista Cristiano Ronaldo. En las cuentas de Shakira y Justin Bieber, por ejemplo, en cada una ya no figuran más de un millón de seguidores de la noche a la mañana.  Y en la de Obama, se ‘esfumaron’ más de 2,3 millones.

El propio Jack Dorsey, uno de los cofundadores de Twitter, anunció que media hora después de que se inició la limpieza de cuentas falsas, la suya perdió 200.000 seguidores.

Alerta para los patrocinadores

El youtuber mexicano Luis Arturo Villar, más conocido como Luisito Comunica, subió a su canal en esta plataforma un video en el que destaca la decisión de Twitter de limpiar las cuentas de los falsos seguidores o robots (no son personas reales), y advierte que este tipo de medidas son una alerta para las empresas y agencias que patrocinan de diferentes formas a ‘influencers’ y youtubers que terminan inflando sus cuentas de forma amañada o sin querer.

En las redes sociales todos tenemos robots, eso no significa que compraste o que hiciste trampa. Los robots te pueden caer por diversas razones (…) Quiero hacer énfasis en que nadie se salva de esto y el hecho de que pierdas seguidores no quiere decir que compraste robots, a todos nos caen parejo. Por ejemplo, si quieres inflar las cuentas de un político para que sea popular y muy querido por la gente, lo pones a seguir perfiles populares, de famosos, de futbolistas, cantantes y así es como le van cayendo robots a todos”, explicó.

Sin embargo, mostró cómo hay sitios en Internet en los que fácilmente se pueden comprar ‘seguidores’ por diferentes precios.

El comprar seguidores permite de los dueños de las cuentas o los supuestos ‘influencers’ o youtubers conquistar a marcas, empresas o agencias para que los promocionen o patrocinen en viajes u otras actividades, y así termina siendo un negocio para los dueños de estas cuentas, explica Luisito Comunica.

El tema ha generado polémica en la comunidad de youtubers. Luisito incluso leyó un tuit en el que un seguidor comenta: “Y en el caso de los ‘influencers’ que perdieron el 70% de sus seguidores, porque eran robots (informáticos), ¿le van a devolver el 70% del dinero de las campañas a las agencias?”.

“Cuando se dio el boom de los ‘influencer’s y cuando la gente se dio cuenta de que se podía ganar dinero con las redes sociales, el tema de los robots se ha salido de control. Hay cuentas que son falsas, que son infladas por seguidores comprados y uno se puede dar cuenta fácilmente”, asegura Luisito.

Por lo tanto, sugirió que las empresas o agencias se aseguren de que esos ‘influencers’ y youtubers muestren resultados de cada campaña con cifras de ‘analytics’, porque el número de seguidores no es un parámetro determinante.

No me parece correcto que haya gente burlando el sistema y manchando a la industria de personas que sí podemos dar impactos verdaderos y evidencia de esto”, enfatizó Luisito Comunica.

Algunas de las características comunes de estas cuentas falsas son: no tienen fotografía de la persona o tienen fotos genéricas (autos, paisajes u otros), contienen publicaciones muy generales, sin detallar datos específicos del usuario; y no hay relación entre el número de seguidores con el número de personas a las que sigue esa cuenta, pues la primera cifra es mucho menor a la segunda.  



 




En esta nota