SOCIEDAD

Apagón de Wikipedia contra directiva de Unión Europea


La reforma de la normativa de la UE sobre derechos de autor dañaría la ‘internet abierta’, impondría nuevos filtros y barreras, señala un comunicado de la empresa

Wikipedia asegura que defiende la libertad en línea que se ve amenazada por filtros y barreras
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/07/2018

Las versiones en español, italiano y polaco de la Wikipedia suspendieron ayer el servicio en protesta por la posible reforma de la directiva europea de derechos de autor que el Parlamento Europeo trata mañana y que, de aprobarse en un futuro, “dañaría significativamente la internet abierta".

“En lugar de actualizar las leyes de derechos de autor en Europa y promover la participación de toda la ciudadanía en la sociedad de la información, la directiva amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web”, señala un comunicado de Wikipedia que aparece al tratar de acceder a una de esas tres versiones de esta enciclopedia libre.

Además, agrega que “si la propuesta se aprobase en su versión actual, acciones como compartir una noticia en las redes sociales o acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en internet; la misma Wikipedia estaría en riesgo".

Por ello, han decidido apagar su servicio durante todo el día de ayer y hasta las 10:00 GMT (6:00 hb) de hoy, que es la hora en la que se habrá producido la sesión del Parlamento Europeo en su sede en Estrasburgo (Francia), que debe votar si respalda el texto ya aprobado por su Comisión de Asuntos Jurídicos.

Si respaldase este texto se daría luz verde al inicio de negociaciones con el Consejo de la Unión Europea para reformar la directiva, pero en esta ocasión la Eurocámara está muy dividida, con más de 80 eurodiputados que han presentado objeciones, por lo que el resultado es incierto.

Defensa de la libertad

“Defendamos una red abierta” es el lema de esta campaña de Wikipedia, que es apoyada desde las ediciones en inglés y húngaro de la enciclopedia, pero sin suspender el servicio, como han hecho la española, italiana o polaca.

Sin embargo, los ponentes de la nueva directiva afirmaron ayer en Estrasburgo que plataformas como Wikipedia no se verán afectadas por la nueva normativa.

Los eurodiputados, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Boss, quisieron, en la víspera del voto en la Eurocámara para confirmar el mandato de negociación, desmontar la “campaña de noticias falsas” que aseguran están llevando a cabo los grandes portales de internet como Google.

“Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente”, señaló Voss, que explicó que la normativa pretende que “los autores en internet reciban un pago justo por sus contribuciones”.

Una reforma que sí apoyan más de 1.300 artistas -entre los que se encuentran James Blunt y Plácido Domingo- que han pedido a los políticos que voten a favor.

El último en mostrar su apoyo ha sido el compositor, cantante y guitarrista del cuarteto británico The Beatles Paul McCartney, que envió una carta a todos los miembros del Parlamento Europeo para que mañana apoyen una normativa que no se ponía al día desde 2001 y que cree apoyará a los autores y artistas europeos.

Una de las partes más polémicas del borrador de ley es el artículo 13, que propone que las páginas web puedan seguir alber- gando vídeos musicales, siempre y cuando se garantice que los trabajos protegidos por derechos de autor no estén disponibles cuando no se haya acordado una licencia especial para su publicación. 

El pleno de la UE tiene que aprobarlo

El Pleno de la Unión Europea votará la propuesta de directiva sobre los derechos de autor. El hecho de que sea hoy mismo esta votación ha sido el que ha provocado movimientos como el cierre de Wikipedia para protestar contra una normativa que dicen que pondría en peligro su existencia.

Qué pasa si no se aprueba mañana: Si la Eurocámara no aprueba el texto, este volverá a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento
Europeo, donde se tendría que volver a debatir un nuevo borrador. Una vez hecho, tendrá que volver a pasar a la Eurocámara, y los eurodiputados volverán a tener la palabra a la hora de decidir el futuro de Internet.

Qué pasa si se aprueba mañana: Aunque la votación se espera reñida, si se aprueba la propuesta estará lista para ir al Consejo Europeo, que tendrá que fijar una posición final sobre ella.



 




En esta nota