SOCIEDAD

Académicos dan ocho consejos para rendir satisfactoriamente la PSA


El coordinador de la prueba y el director de capacitación técnica del área de Tecnología de la Uagrm explican la metodología y advierten que la sistematización de la misma incrementan su dificultad

El postulante puede acceder a un simulacro con la App ‘PSA 2016’ disponible en Play Store
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/01/2018

En la era del conocimiento la Prueba de Suficiencia Académica (PSA) de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) ya no se realiza con lápiz negro y borrador, sino que se utiliza un sistema computarizado que asigna preguntas al azar tomadas de una base de datos. 

En ese sentido, el coordinador general de la PSA, Pablo Suárez, incentivó a los postulantes a estudiar de manera disciplinada. A su vez, el director del Departamento de capacitación técnica (Decat) de la facultad de Tecnología de la Uagrm, Rodrigo Bustillos, señaló que lo más importante es dejar los nervios de lado. A continuación se enumeran algunos consejos. 

1. Utilizar los materiales. Según explica el coordinador de la prueba, aquellos que pagaron la matrícula pueden pasar por la oficina de admisiones y recibir un Cd, que viene con un simulador del examen y un banco de preguntas elaborado en base a pruebas de años anteriores. Así también los aplicantes pueden descargar la aplicación ‘PSA 2016’ que se encuentra disponible en el Play Store para descargarse al celular, la cual también permite acceder a pruebas modelo.

2. Dominar los nervios. Para el director del Decat, aunque parece un detalle menor, dominar los nervios a la hora del examen es importante. Para eso recomienda no abrir ningún libro un día antes y realizar actividades que distraigan la mente. A la hora de las respuestas, considera que lo fundamental es responder en los incisos que no se tengan dudas primero y dejar para el final aquellos que generan dudas. “Está comprobado que con tiempo el cerebro puede recordar la información”, dijo. 

3. Llegar una hora antes. Lo recomendable es que el estudiante llegue temprano, una hora antes, o conozca con anterioridad el lugar donde presentará la prueba para que no pierda tiempo buscando el aula el día de la prueba y eso le genere más estrés. Las boletas de registro vienen con el número de laboratorio y la ubicación en la que el estudiante rendirá el test. 

4. Imposible comprar o comparar respuestas. Con la sistematización de la PSA, se hace prácticamente imposible ‘comprar’ las respuestas del examen debido a que estos se toman de una base de datos con más de 500 preguntas, de las cuales se seleccionan 40 preguntas al azar y se le imprime al estudiante al momento en que se presenta a dar la prueba; las combinaciones son difíciles de predecir, por lo que lo más viable resulta estudiar. En ese sentido, tampoco no tiene sentido ‘comparar la respuesta con el compañero’ porque solo generaría más angustia, debido a que no existe un examen igual al otro.

5. Alimentación. Como una fuente complementaria de energía, es factible llevar dulces o chocolates para mantener la mente activa. El día anterior lo recomendable es una cena normal, y el día de la prueba un desayuno liviano, más reducido de lo habitual, pero que sea suficiente para generar saciedad durante la hora que dura el examen. 

6. La asignación de las preguntas. Cada computadora a la que accede un estudiante tiene un programa que le permite ingresar a la base de datos de preguntas de la universidad y le asigna 40 preguntas. Son siete áreas de conocimiento (ver cuadro inferior), cada una de estas áreas cuenta con un registro de al menos 200 preguntas. Si bien cada carrera a la que se aspira ingresar plantea preguntas en base a disciplinas diferentes, las preguntas sobre lenguaje están presentes para todas las profesiones, por lo cual es importante no descuidar esta disciplina aunque se aspire a una ingeniería.

7. No basta con aprobar el examen, depende de los cupos. Al finalizar la prueba en la computadora se encuentra la opción “finalizar la prueba”, a lo que el estudiante debe apretar esta opción y confirmar la acción. Una vez finaliza la prueba “ya no hay vuelta atrás”, como señala el coordinador de la PSA, y en ese momento la computadora le dice al estudiante cuántas respuestas respondió de manera correcta. Si bien no le dice el total de la nota que sacará, ya le sirve como parámetro. “No basta con aprobar la prueba, se debe comparar con las demás. Depende también la carrera a la que aspira ingresar (por la cantidad de cupos disponibles)”, acota Suárez.

8. La nota requerida  para ingresar. Este último aspecto depende de la carrera, por ejemplo para Medicina solo se reciben 140 estudiantes y este año hay 2.000 postulantes. La selección se realiza a través del sistema computarizado que centraliza los resultados de los exámenes y los clasifica a partir de la más alta hasta llegar al cupo establecido. Se considera que a partir de los 80 puntos un estudiante tiene las mejores posibilidades de ingresar; con excepción de carreras como Medicina o algunas de las ramas de ingeniería que se considera que el parámetro para ingresar está por encima de los 85 puntos. En total son 26.000 postulantes y menos de 10.000 cupos. La población universitaria de la Uagrm asciende a 100.000 estudiantes.

Para tomar en cuenta

Áreas a evaluar

Se evalúan siete áreas: Ciencias exactas y tecnología (área 100); Medicina, Ciencias de la Salud y Bioquímica (200); Ciencias Económicas y Auditoría (300); Humanidades, Ciencias Jurídicas y Relaciones Internacionales (400); Ciencias de la Computación (501); Actividad Física (601) y Ciencias Agrícolas (800). 

Resultados oficiales

Se publicarán en la web de la universidad estatal un día después de la finalización de la prueba (06/02/18).



 




En esta nota