EXTRA

7 sabores para conocer Tarija desde el paladar


Conocer la ciudad implica vivirla desde los sentidos: admirar los paisajes, oír el cauce del río, oler la tierra después de la lluvia y degustar productos típicos


El vino, acompañado de jamón crudo y queso de cabra, son algunos de los productos más destacados de Tarija
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/04/2018

Nadie lo discute: el vino y el singani son los productos estrella del departamento y es imperdonable no tomar una copita estando allá. Pero no solo de vino y chuflay viven los chapacos, hay productos tradicionales que no puedes dejar de probar.

Consultada por EL DEBER, la chef Belén Borda da una lista de siete sabores tradicionales que son una ‘probadita’ de la riqueza gastronómica de una cocina que empieza a levantar vuelo a nivel nacional desde lo elemental: panes artesanales, fruta de temporada o los refrescos ‘de siempre’.

Este listado, que sin el ánimo de ser exahustivo y dejando de lado muchas delicias, hará que se te haga agua la boca:

El pan de cada día

El bollo es un tipo de pan suave, elaborado con grano entero y blanco. De forma redonda y grande, se diferencia por tener un toque de anís. Belén también recomienda, para los que prefieran texturas crocantes, probar caucas, “un intermedio entre galleta y pan”.

Pan tarijeño (Foto: El País)

Los frutos del bosque

En la temporada cálida, los frutos rojos como frambuesas, arándanos y moras invaden los mercados. Al ser cultivadas de forma orgánica, su sabor es más intenso y la calidad es tan buena, que frambuesas y arándanos se venden en otras ciudades del país y en el exterior.

Arándanos y frambuesas (Foto: Eboom)

El que vino a Tarija…

Seguir a rajatabla el dicho popular de que “el que vino a Tarija y no tomó vino ¿a qué vino?” puede tener consecuencias indeseadas. Para un consumo responsable, Belén recomienda probar la cepa Tanat, una variedad que se da en pocas regiones del mundo y con la cual los vinos tarijeños han destacado a nivel internacional. Bodegas como Campos de Solana y Aranjuez la producen.

Tarija es famosa por la calidad de sus vinos, muchos de los cuales han ganado certámenes internacionales (Foto: Archivo)

El que come jamón no padece del corazón

Lo que antes se hacía solo para comer en familia, desde hace algunos años – gracias al impulso del Festival del Jamón- se industrializa y es uno de los productos bandera de la ciudad. El clima seco hace que los jamones no se dañen durante el reposo. “Pese a que es un poco caro, cada vez se implementa en más restaurantes, es un orgullo”, explica Belén.

El jamón tipo serrano es tan famoso en Tarija que hasta tiene su propio festival (Foto: Beleg)

Queso de cabra

“No tiene nada que envidiar a los quesos del exterior”, asegura Belén y si tiene que elegir una marca, no duda: Caprinito. De textura cremosa, tiene un sabor fuerte  como la leche de cabra  y está cubierto por una costra gruesa. Para disfrutarlo, la chef sugiere combinarlo con mermeladas.

Un buen producto para acompañar los vinos tarieños (Foto: Delirante)

Aloja de maní

Una de las bebidas tradicionales de Tarija. Aunque para algunos es gusto adquirido por su acidez, es refrescante y se puede conseguir en cualquier mercado. El maní se tuesta, muele, hierve y finalmente se lo fermenta por varios días. De color dorado, tiene burbujas y un sabor que combina lo amargo con lo dulce. ¡Toda una experiencia!

Una refrescante bebida tarijeña (Foto: El País)

Empanadas blanqueadas

Es una de las masas tradicionales en la ‘capital de la sonrisa’. Rellenas de dulce de lacayote –una fruta que crece salvajemente por todo Tarija-, tienen una masa crocante que luego se baña con merengue. Junto con las hojarascas (tipo alfajores artesanales con dulce de leche) y los rosquetes (redondeles de masa con merengue), son los dulces más famosos del sur.

Rellenas de dulce de lacayote, son uno de los dulces más apatecibles de Tarija (Foto: Pinterest) 

Te puede interesar:

 



 




En esta nota