Domingo, 11 de noviembre del 2012
 
ENTRENAMIENTO. Varias horas de bicicleta, natación y gimnasio son los medios de entrenamiento de estos atletas amateur

MARATONISTAS , Bolivianos que corren por el mundo
El grupo lo integran atletas aficionados de Santa Cruz y La Paz. Cada prueba les ayuda a medir su resistencia y a superar sus marcas. Lo hacen por amor al deporte



Texto: Ruy G. D’Alencar Delgado Fotos: Alfonso Cortéz

Son adultos de 40 años o más, la mayoría son profesionales y empresarios. No se consideran deportistas de tiempo completo, pero han corrido en maratones mundiales como en Río de Janeiro (Brasil), en Buenos Aires (Argentina) en 2009 y en Santiago (Chile) en 2011.
Estos atletas amateurs comenzaron su travesía hace más de cinco años convencidos de que el deporte les traería salud, les ayudaría a bajar de peso y a ser más ágiles; esto hasta convertirse en maratonistas empedernidos, motivados cada vez más en cada competencia. Así lo cuenta Percy Añez Rivero, que al lado de su esposa, María Lourdes Castedo, y sus amigos Alfonso Cortez, Hernán Suárez, Kurt Koeningfest, André La Faye y más de una decena de atletas que se ejercitaron a diario en los meses pasados para correr en la ‘madre’ de las carreras: la Maratón de Nueva York, esa carrera en la que corren más de 40.000 personas de todo el mundo.
El azote del huracán Sandy a EEUU, sin embargo, hizo que las autoridades suspendieran la carrera tres días antes de la competición. El grupo, que ya estaba en la ‘Gran Manzana’ neoyorquina, se quedó con las ganas, pero no ha perdido el espíritu de afrontar un nuevo desafío.
Para ellos, el reto en realidad es romper sus propias marcas. Por eso, para esta versión, cuenta Alfonso Cortez, habían entrenado más tiempo en el gimnasio, en bicicleta y nadando, muchos de ellos bajo la guía de Marco Ortiz, preparador físico profesional. Ortiz es guía de los maratonistas bolivianos desde hace años y es quien ha inspirado el espíritu de competitividad. Su carrera por la salud y por mejores marcas continúa.

« El hombre que se entrena mantiene su libido alta »
Preparador físico / Marco Ortiz Justiniano
- Por qué es importante trabajar el físico?
Porque es lo que te trae al trabajo. Por supuesto, es bueno trabajar en la intelectualidad o en la espiritualidad, pero a veces mucha gente se olvida de que lo que sostiene eso es su cuerpo. Nadie va a pensar bien ni va a estar tranquilo con una enfermedad o sin poder subir una escalera de un primer o segundo piso.
- Mente sana en cuerpo sano, como dice el aforismo latino.
Exactamente. Creo que el cuerpo de una persona que está ejercitándose continuamente brinda un mejor soporte para una mente sana y para poder tener el pensamiento libre de problemas simples, como el dolor de barriga, que está con este o con aquel dolor...

- ¿La preparación de ‘Chavo’ Salvatierra fue su primer éxito visible?
Sí, porque deportistas yo nunca había entrenado antes. Chavo fue el primero. He preparado a atletas amateurs para que compitieran en maratones internacionales, como las de Buenos Aires y Santiago.

- ¿Y cómo se siente ser el preparador del boliviano que quedó entre los cinco mejores del Rally Mundial de los Faraones?
Debo reconocer que mi trabajo apoya a un talento nato con el que nació el deportista. Soy un soporte de lo que él ya tiene. Uno puede ser el mejor entrenador, pero si la persona no tiene las características para llegar adonde él ha llegado, es muy difícil. Obviamente, la preparación que se le da es fuerte, es exigente. Y él la cumple y por eso consigue aguantar tanto tiempo sobre la moto.

- ¿Qué tanto daño puede hacer el sedentarismo?
- Muchísimo. Empecemos por el corazón. El corazón es una bomba, un músculo, que en un sedentario normalmente está a 100 latidos por minuto. Un deportista que está haciendo actividad física tiene un promedio de 70 por minuto. Son 30 latidos menos por cada minuto. Calculemos por hora, por día, por año. La diferencia entre su corazón y el mío por cada año que pasa y la diferencia entre el sedentario y el deportista son como tres meses. Entonces, el sedentario trabaja tres meses más de tiempo que el que tiene actividad física. Lo comparo con dos motores nuevos: uno lo ponemos a mil revoluciones y otro a tres mil o a cinco mil. ¿Cuál se va a fundir primero? Si simplemente una persona caminara tres veces por semana a un ritmo fuerte, esa persona conseguiría que su corazón cada vez latiera menos y al latir menos tiene un menor esfuerzo durante toda su vida.
- Pero el corazón es solo una de las piezas afectadas.

¿Cuánta gente mayor se ve que camina despacito o que no puede agacharse? Eso es porque no tiene sus músculos preparados. El consejo simple que doy de hacer una caminata  de tres veces por semana puede tenerlo más tiempo de vida sana.

- ¿Es cierto que un buen régimen de ejercicios te da más horas despierto?
Una persona sedentaria siente cansancio todo el día, está como que ya se quiere ir, como que tiene sueño. Uno que realiza actividad física tiene una predisposición a ser activo, a estar despierto, tiene más energía para hacer las cosas.
- Entonces, por ejemplo, el tipo sedentario puede tener problemas de rendimiento sexual...
Eso ya es algo muy profundo de la investigación médica.

- La lógica sugiere que sí.
Un hombre activo, que se entrena, mantiene su cuerpo y su libido alta. La mujer también.

- ¿Su profesión le deja buenos ingresos?
Por supuesto. Hay varios gimnasios que no tienen preparador profesional.

- ¿Cuánto cobra por sus servicios?
Sí, yo vivo bien. No soy rico, pero estoy agradecido. Mis precios solo los comento con mis clientes.

Entrenador de ‘Chavo’ Salvatierra
Nació en 1971. Es licenciado en Actividad Física de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm). Está casado pero no tiene hijos. Es evagélico desde 1988. No le gusta la política. Tiene dos empresas: Aquafit, un centro de actividades acuáticas y Marco Ortiz, preparación física de deportistas y personas sedentarias. Fue campeón nacional juvenil de 100 metros planos en los años 1988, 1989 y 1990. Decidió ser preparador  influenciado por Enrique Matus, entrenador chileno que trabajó con Real Santa Cruz. Está casado con Heloisa De Padua, que también es licenciada en Educación Física.

  Copyright © 2011 EL DEBER