ESCENAS

Yovinca, la cruceña que se adueña de la TV Nacional


Yovinca Arredondo es, por el momento, la única actriz de Santa Cruz en la serie Sigo siendo el rey (ATB). Con una extensa trayectoria, pretende formar una mejor sociedad desde las tablas

Belleza y talento. Yovinca Arredondo participa también del Festival Internacional de Teatro de Santa Cruz

30/04/2017

Es capaz de transformarse en una mujer autista como lo hizo en Rifar el corazón o en una ninfómana como la que encarnó en Sexo, pudor y lágrimas, y sin dificultad puede interpretar a una simpática ranita que sueña con convertirse en cantante, tal como apareció en Mi príncipe azul es verde. Yovinca Arredondo es una de las mejores actrices del país, ya lo ha demostrado en más de 20 obras de teatro en las que ha participado, por eso no sorprende ver su rostro en Sigo siendo el rey, la serie de televisión que dirige Paolo Agazzi y que se emite los domingos por ATB.

En la serie
En la producción nacional interpreta a Julieta, una cruceña que está casada con un paceño, con el que tiene dos hijos. La actriz, de 34 años, lleva 21 ligados a las tablas. Actualmente dirige la compañía Tucura Cunumi, con la que ha montado 12 años espectáculos y su currículum indica que trabajó en EEUU, Brasil y España. Además, señala que aprendió la técnica del argentino Mario Marcel. “Una búsqueda profunda del personaje”, explica.

Belleza  y talento. Yovinca Arredondo participa  también del Festival Internacional  de Teatro de Santa Cruz
Belleza y talento. Yovinca Arredondo participa también del Festival Internacional de Teatro de Santa Cruz

Ella es la única intérprete cruceña en el audiovisual, un lugar que ganó a través de una prueba y del que se siente muy orgullosa. “Cuando me invitaron al casting sentí un salto en el corazón porque era mi oportunidad de hacer algo bien hecho. Siempre me preguntaban, ¿cuándo vas a participar de una película? Y yo respondía: cuando encuentre un proyecto que valga la pena porque, no es por desmerecer a nadie, pero hemos visto cosas bolivianas muy malas. Fue por eso que brinqué de una pata cuando me dieron el papel”. 


“Por fin tenemos algo en la televisión con historias bolivianas, porque estaba cansada de ver cosas de todo el mundo menos de lo nuestro. Algunos dicen que es muy colla, pero eso no importa, porque es apenas el inicio de algo más grande; a la gente le pido que nos de la oportunidad de ver algo boliviano bien hecho. Si no les gusta, en fin, pero que no juzguen antes de verlo. Tiene calidad de cine, un guion bien hecho y un elenco con mucho talento”, afirma la artista.


 Yovinca dice que elige sus trabajos si el guion la conmueve. “No la hago pensando en otra cosa. Busco algo que me llene el corazón. Con los años mi visión artística cambió. Quiero hacer teatro para formar una mejor sociedad. Estoy cansada de ver gente trastornada, drogas y problemas en las tablas, por eso intento contribuir desde mi rol. No quiero que la gente salga llorando o perturbada del teatro, sino feliz”, manifiesta la actriz.


Es por eso que no haría un desnudo. “A pesar de que me digan mojigata, tengo las cosas claras. Voy a crear mi carrera con trabajo, disciplina y constancia”, sostiene. Como voz autorizada, le consultamos sobre los males de las artes escénicas en Santa Cruz y sin titubear apunta a “las roscas”. “Muchos grupos trabajan siempre con los mismos actores cuando hay veces que las historias te piden otras caras y perfiles”. 


Aquella sensibilidad se manifiesta en cada proyecto de Yovinca, una clave que la hará llegar lejos. 



En esta nota



e-planning ad