ESCENAS

“Un niño puede estar más interesado en interpretar a un héroe en estos días”


Brightburn es un filme de horror que transforma en pesadilla la historia del origen de un chico con superpoderes. Está en cartelera. Hablamos con el director


Elizabeth Banks interpreta a Tori, la madre adoptiva de Brandon, un bebé que cayó a la Tierra proveniente del espacio, igual que Superman. FOTO: INTERNET
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

26/05/2019

¿Qué pasaría si un niño proveniente de otro planeta tuviera que aterrizar forzosamente en la Tierra, pero en vez de convertirse en un héroe para la humanidad fuera algo siniestro? Los sueños maternales de Tori Breyer (Elizabeth Banks) se vuelven realidad con el arribo de un misterioso bebé. Aparentemente, Brandon (Jackson A. Dunn) representa todo lo que Tori y su esposo Kyle (David Denman) han deseado. Pero al pasar el tiempo, el niño milagroso se transforma en algo que nunca hubieran querido. David Yarovesky, el director de Brightburn, habla de la película que ya está en cartelera.

 ¿Brightburn trata de cuestionar la visión bondadosa que generalmente se tiene de los personajes con superpoderes?

Exacto, esa es la idea. Sabemos que los personajes con superpoderes tienen la característica de ser superhéroes. Entonces esta película propone una mirada distinta. Intenta responder a la pregunta de qué pasaría si esos superpoderes se volvieran en contra tuya y en contra de la gente que te rodea, de tu familia y de tus compañeros de escuela. Y yo pienso que el solo pensar en eso ya te da la idea de que se puede prestar para situaciones totalmente aterradoras.



 ¿La selección de los actores fue compleja o pensaron en ellos para los personajes?

Fue muy satisfactoria porque, finalmente, nos encontramos con un grupo de actores que, digamos, estaban destinados para representar los papeles de este filme. El casting se realizó con aproximadamente 200 actores, pero, por suerte, encontramos la gente idónea que buscábamos para la historia. Pero fue Jackson A. Dunn, sobre todo, el que nos convenció, porque se metió en la piel de Brandon de una manera increíble. Y eso es algo importante de destacar, porque se trata de un personaje que no es para nada fácil, tomando en cuenta que un niño puede estar más interesado en interpretar a un héroe convencional en estos días. También quiero destacar la actuación de Elizabeth Banks, que realiza una excelente interpretación de la madre de Brandon, como también es muy importante el trabajo de David Denman.

James Gunn, el productor, ha dicho que no lo emocionaba tanto un proyecto cinematográfico desde Guardianes de la Galaxia ¿Por qué cree que ha sido así?

James tiene una forma de trabajar que, se puede decir, es como de la vieja escuela. Cuando el concibe un proyecto se envuelve en él y se compromete en todo sentido. Es algo que yo agradezco siempre en un productor porque eso indica que uno va a poder hacer la película en las condiciones adecuadas, apoyados en personas con la predisposición clara de que las cosas salgan como se debe. Además, James y yo somos amigos muy cercanos, afortunadamente, eso nos permite conocer más de cerca lo que espera uno del otro, intercambiar criterios e información con mucha más confianza. Yo sé que él dice eso de Guardianes de la Galaxia, porque ha sido un proyecto muy importante también para él y hoy está emocionado con los resultados de Brightburn.



 ¿Cómo califica el guion escrito por Mark y Brian Gunn?

Está claro que esta película es como el trabajo de una familia, James Gunn y yo somos grandes amigos, Brian y Mark Gunn son primos de James. Hay esposas y hermanas entre el equipo técnico, es decir somos familias unidas que trabajan por objetivo. El guion de Mark y Brian es maravilloso, por supuesto. Estoy orgulloso de la labor que han realizado.

 ¿Qué significa Brightburn para la carrera de David Yarovesky?

Bueno, yo me siento inmensamente afortunado de haber podido trabajar en esta película. Tu sabes, es como una especie de sueño hecho realidad, porque yo quería trabajar en algo así desde siempre. Yo soy de esos directores a los que les gusta hacer cosas diferentes y Brightburn es realmente algo diferente. Es surreal, es lo que he buscado toda mi vida.



 




En esta nota