CULTURA

Polémica por supuesto plagio de una pintura divide opiniones


Arturo Suman fue declarado ganador el martes del Premio Municipal de Pintura por su obra Alegoría de otoño; sin embargo al día siguiente le fue revocado el título porque el jurado adujo un plagio a otro artista

El artista de 21 tardó dos meses en realizar esta pieza. El año pasado ya ganó otro concurso

14/10/2017

La sexta versión del Premio Municipal de Pintura y Escultura de Santa Cruz de la Sierra tuvo un giro inesperado, cuando la obra ganadora en la categoría pintura, Alegoría de otoño, de Arturo Suman, fue denunciada de ser un plagio de una pieza del estadounidense Jeremy Lipking, que lleva por título Autumn snow (nieve de otoño), y el jurado que lo había hecho ganador el martes  decidió quitarle el título al día siguiente y entregárselo a uno de los finalistas. 

Suman, que el año pasado ya había ganado el Premio Municipal Jóvenes Creadores en la misma categoría, dijo que estaba indignado por esta situación, ya que cree que no se siguieron los pasos necesarios para determinar si su obra era una copia o no. 

Suman manifestó que Eduardo Ribera (encargado del Museo de Arte Contemporáneo, institución que organiza el Municipal de Pintura y Escultura y el Jóvenes Creadores) lo llamó el miércoles por la mañana, le dijo que habían recibido una denuncia sobre su obra y que tenían que revocarle el título, sin darle oportunidad a defenderse. Esa misma mañana el jurado se reunió, deliberó y dijo que el nuevo ganador era el artista Gímber Rojas, con Presagio Tipnis.

“No hubo una comunicación oficial de que me quitaban el premio, solo la llamada. No hubo un peritaje para determinar si existía el plagio o no. No me pidieron que explique mi pintura”, indicó Suman.

El artista indicó que quería hacer una reinterpretación de la figura de las tres gracias en la obra La primavera, de Botticelli, y que la influencia de Lipking -cuyos trabajos conoció hace un par de años- se nota  mucho porque es un pintor que admira. “No es un plagio porque no es un cuadro idéntico. La toma de elementos de otros cuadros es algo normal en el arte cuando se reinterpreta una pintura”, explicó Suman, que agregó que su familia hará lo que esté en sus manos para que le devuelvan el título. 

“Es frustrante que se me acuse de plagio. Si hubiera querido plagiar me habría tomado una semana en pintar el cuadro, no los dos meses que me tomó este”, señaló Suman. 

Puntos de vista
Eduardo Ribera, por su parte, indicó que en concursos como estos lo que se califica es la originalidad de la obra. “Arturo Suman lo que hizo fue pintar amigas suyas en el contexto de una obra de otro artista”, dijo Ribera, para quien el error de Suman fue no mencionar en el formulario de inscripción que su trabajo era una ‘reinterpretación’. “Desde un inicio el jurado hubiera calificado desde esa posición”, acotó. 

“Es que todos los elementos que le habían gustado al jurado, las hojas, los árboles, la bruma y las montañas, no fueron creados por él, ese es el problema”, sentenció Ribera. 

EL DEBER consultó a otros artistas sobre este caso, uno de ellos, Rodrigo Rada, cree que hay dos cosas a tomar en cuenta en relación con el criterio de originalidad. “Me parece que hacer referencias a otros artistas o a obras anteriores es algo muy frecuente en el arte actual e incluso antes, los remakes de Picasso son un buen ejemplo, y en el caso de arte actual, artistas como Cindy Sherman, Yasumasa Morimura o Sherrie Levine construyeron discursos enteros sobre la imitación o el remake”. 

Para Rada ya se dejó de hablar de criterios de originalidad en el arte visual en el momento en que se aceptó que todo el proceso cultural es cíclico. “A mí particularmente la obra de Suman me parece sublime y evocativa en sí misma, eso me parece lo más importante”, dijo Rada.

Para Roberto Valcárcel, los casos de plagios son temas muy serios por lo que conllevan, y quienes deciden esta figura deben ser expertos en arte después de un estudio a profundidad, y tienen que ser neutrales. “Aunque si el jurado está seguro y constata que ha sido engañado, puede llegar a esta determinación en dos minutos”, dijo Valcárcel.

EL ARTISTA QUIERE LIMPIAR SU IMAGEN
Arturo Suman quiere que los organizadores le devuelvan el título y se disculpen por las acciones que tomaron. También cree que ‘hubo maldad’ en esta decisión de quitarle el premio, quizás porque lo ven muy joven. 

Rodrigo Rada dijo que si bien Suman tiene influencias de Lipking, este mismo tiene unas notorias influencias de pintores prerafaelistas del siglo XIX como Millais y Rossetti, y estos mismos estaban públicamente influenciados por los artistas anteriores al renacentista Rafael Sanzio.

Roberto Valcárcel mencionó que habría que ver cuál es el porcentaje o la medida de apropiación que debe tener una obra en otra para ser considerada plagio. “Habría que ver qué copió y qué  no copió para determinar si es plagio”, dijo Valcárcel. 



En esta nota



e-planning ad