CULTURA

Nace Mantis, una colección de mujeres


De la mano de Plural Editores y la Fundación Simón I. Patiño, la iniciativa editorial presentó dos obras: una de la poeta colombiana Piedad Bonnett y otra de la novelista uruguaya Fernanda Trías

Fernanda Trías, Magela Baudoin, Piedad Bonnett y Giovanna Rivero en la presentación de Mantis. (Foto: Fuad Landívar)

02/06/2017

Mantis, el insecto cuyas hembras devoran a los machos luego del apareamiento, le da el nombre a una colección de literatura escrita por mujeres bolivianas de Plural Editores y con el auspicio de la Fundación Simón I. Patiño.

La colección, dirigida por las escritoras Giovanna Rivero y Magela Baudoin, fue presentada la noche de este viernes en el salón Emma Villazón de la Feria del Libro 2017.

"Es un proyecto que acariciamos durante varios años y por fin ve la luz", dijo Giovanna Rivero en la presentación de la primera 'camada' de Mantis: ´Lo que no tiene nombre”, de la escritora y poeta colombiana, Piedad Bonnett, y el volumen de cuentos 'No soñarás flores'  la novelista uruguaya, Fernanda Trías, quienes estuvieron en la presentación de la colección. 

Baudoin calificó la 'aventura' de Mantis como una obra que combina la estética 'cumbiera' con la 'clásica'. "Después de meses de conversar, de idas y de vueltas, escribimos un texto que habla de dos estilos, dos visiones y una sola música", acotó.

Por su parte, José Antonio Quiroga, director de Plural, agradeció a las dos escritoras bolivianas por impulsar esta iniciativa. "Como editor de Plural estamos felices de tener la compañía de estas escritoras", manifestó.

No soñarás flores

Fernanda Trías explicó que su colección de cuentos fue escrita a lo largo de varios años y en al menos cuatro países en los que residió, por lo que cada uno tiene un aporte literario distinto. "En los primeros cuentos trataba de encontrar una estructura más clásica, luego me desinteresé por completo de eso (...) este libro es un muestrario de búsquedas de todos esos años", explicó durante la presentación de su libro.

Lo que no tiene nombre

Piedad Bonnett, para relatar el origen de su libro, contó que su hijo Daniel se suicidó en el año 2011 tras haber luchado durante una década contra una enfermdad mental.

"Después de ese golpe duro, con mi familia nos fuimos de viaje (...) me llevé un libro sobre la historia del suicidio porque no quería huir sino penetrar en eso, mientras yo viajaba y leía iban apareciendo recuerdos", explicó y dijo que empezó a tomar nota de las imágenes que volvían a ella.

"Empecé a comprender que la historia de Daniel estaba atravesada por la fuerza del destino" y a los tres meses de la muerte de su hijo, decidió contar su historia. "La gente piensa que un escritor escribe para figurar, no saben que para nosotros es una necesidad", contó frente a un auditorio conmovido.

Tras advertir a sus futuros lectores que su libro no es sentimental, que no pretende hacer llorar ni que trata de idealizar a su hijo, la escritora colombiana presentó Lo que no tiene nombre.



En esta nota



e-planning ad