tendencias

Muestra de luces y arte llega a Sudamérica


"Light Show" reúne desde instalaciones atmosféricas hasta esculturas intangibles que exploran la luz como medio en todas sus formas espaciales y sensoriales

Dani Olivier es el creador de estos efectos proyectando imágenes complejas y patrones de luz intrincados sobre sus modelos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/05/2016

"Light Show", la exposición colectiva de la galería londinense Hayward Gallery que explora la naturaleza escultural de la luz, abre este martes sus puertas en Santiago de Chile tras batir récords de público en Londres y recalar en Nueva Zelanda, Australia y los Emiratos Árabes.

La muestra que se puede ver en el Centro de las Artes 660 reúne 17 instalaciones y esculturas lumínicas de 15 artistas internacionales como Olafur Eliasson, Anthony McCall o Dan Flavin, que fueron creadas desde 1966 hasta la actualidad.

"La luz siempre ha tenido un rol esencial en la historia del arte, sin embargo, no es hasta los años sesenta cuando los artistas empiezan a trabajar con ella como si se tratara de un material", explicó Cliff Lauson, comisario de la exposición.

Durante la segunda mitad del siglo XX, el arte vivió cambios radicales. La eclosión tecnológica y científica empujó a los artistas a iniciar investigaciones lumínicas que les permitieran influir psicológicamente en los espectadores y transformar la percepción de los espacios.

A través de distintos juegos de luces artificiales, proyecciones y efectos ópticos, las 17 obras de arte de la exhibición consiguen convertir las salas del centro artístico en ambientes experimentales.

"Las obras de arte que utilizan la luz tienen un efecto inmediato en el público, creo que es porque somos humanos y tenemos un respuesta biológica y fisiológica hacia la luz del sol. Sin duda estas obras tienen un efecto en la manera como pensamos y nos sentimos", explicó Lauson.

Una de las obras más hipnóticas es "You and I, Horizontal" del británico Anthony McCall, una instalación en la que la luz se percibe como una forma volumétrica gracias al empleo de un proyector, humo artificial y la interacción del espectador.

Después de mostrarse en Londres, la muestra fue exhibida en reconocidos espacios artísticos como Auckland Art Gallery (Nueva Zelanda), Museum of Contemporary Art Australia (Australia) y Sharjah Art Foundation (Emiratos Árabes).



 




En esta nota