PIRAÍ VACA

'La responsabilidad más grande de un artista es con uno mismo'


El guitarrista cruceño se alista para actuar en uno de los más prestigiosos escenarios del mundo. El recital será en diciembre y cerrará un año intenso para Vaca, tanto en lo personal como en lo artístico


Tras recuperarse de una lesión de la mano, se siente pleno para encarar nuevos desafíos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

30/10/2018

Giras por Europa y Bolivia, proyectos novedosos (como los conciertos con Carlos Fischer) y la noticia de que será nuevamente papá, además de la encuesta de BoA, que lo ubica como el artista más representativo de Santa Cruz, completan un año que será inolvidable para Piraí Vaca y que se verá coronado con su presentación en diciembre en uno de los mayores escenarios del mundo: el Kennedy Center, de Washington. El guitarrista cruceño habla de estas sensaciones.

_¿Qué significa haber sido elegido el artista más representativo de Santa Cruz?

Hay una serie de procesos interiores en los que estoy inmerso y son extraordinarios. Me parece una intención loable que un artista quiera dejar el país en alto, pero tampoco siento una necesidad de ser un representante de un país o una región. Yo creo que la responsabilidad más grande es con uno mismo, con la misión que la vida o tu Dios te ha encomendado. Si lo que hago hace sentir a los demás como bolivianos, eso está muy bien, pero yo creo que uno representa a la raza humana. En ese sentido, haber sido elegido el artista más representativo de Santa Cruz me llega más como un objetivo cumplido y me da la idea de que mi trabajo ha contribuido a un cambio en la gente.



_ ¿Qué destacas de la reciente gira que realizaste por diversas ciudades de Europa?

La gira se redujo a tres países, Alemania, Luxemburgo y Francia. Debe haber sido una de las giras más emocionantes que he hecho, con todas las salas llenas y una energía especial en cada una de las presentaciones. Estoy terminando de recuperarme de una lesión de la mano derecha y aún siento que necesito reforzar mi capacidad técnica, pero agradezco que mi trabajo pueda seguir llegando a más gente, a nuevos públicos.

_¿Cómo calificas el momento que estás viviendo en lo artístico y en lo personal?

He estado toda mi vida haciendo cosas sin comprender que existe una magia en la que se forja la verdadera cara de uno. Me hace muy feliz este momento en el que pareciera que dejo de buscar, porque he estado buscando constantemente en mi vida muchas cosas y parece que llegó la hora de encontrar. Todo eso va acompañado de Amir Altazor, el hijo que tendré con Jacqueline Labardenz, cuyo nombre está inspirado en un extraordinario poema de Vicente Huidobro que me vuela la cabeza desde hace años. La presencia de ese bebé en la barriga de su mamá es un nexo con un mundo visible e invisible. Él está uniendo ambos mundos en este momento. Su presencia es muy poderosa. Él alumbra este cambio y este camino.



_¿Qué se viene para Piraí Vaca en lo que resta del año y qué perspectivas para 2019?

Hay extraordinarias perspectivas para los tiempos venideros. Regreso a Estados Unidos por una de las puertas más grandes: el Kennedy Center for the Performing Arts de Washington, una de las instituciones culturales más importantes de Estados Unidos, de un prestigio internacional, en la que en 1996 me dieron el Fellowship of the Americas. Esa fue la primera vez que toqué ahí. Ahora retorno en este momento tan simbólico a este complejo que estaba dirigido por Plácido Domingo. Allí daré conciertos en diciembre , como también en Nueva Jersey. De mayo a julio de 2019, espero realizar la gira más grande por Bolivia, que englobe 20 escenarios, entre ciudades capitales y pueblos. Durante la gira realizaré el lanzamiento de mi nuevo DVD titulado El Ángel de la lluvia.



 




En esta nota