ESCENAS

“La mujer puede ser flaca o gorda, si quiere”


La cineasta paceña habla de Las malcogidas, una propuesta que busca romper el molde y reflexionar sobre las imposiciones de la sociedad. La comedia se estrena este jueves en todas las salas del país

Estos singulares personajes dan vida a una comedia actual, kitsch e irreverente.

16/09/2017

Carmen tiene 30 años, pesa más de 100 kilos y nunca ha tenido un orgasmo. Está enamorada de su vecino Álvaro, voz principal de un mediocre grupo de rock, que tiene como novia a una delgada princesa de belleza. Carmen vive con su hermano Honorio, quien sueña con poder pronto operarse y cambiar de sexo. Ambos viven en la casa de su abuela narcoléptica.

Así viene la mano en Las malcogidas, la ópera prima de la cineasta paceña Denisse Arancibia Flores, que se estrenará en el país este 21 de septiembre. El filme ya tuvo su premiére mundial en abril, en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici). Arancibia habla de su obra, que le tomó siete años tener lista.

¿Por qué han sido siete años?
No está muy alejado del tiempo que toma hacer una película en  Bolivia. Acá no tenemos los mecanismos de producción ideales, el apoyo de los gobiernos y menos una ley que te respalde para concretar los proyectos. Entonces, eso alarga el tiempo, conseguir el financiamiento siempre va a ser uno de los principales obstáculos. 

¿Qué te motivó a continuar, a pesar de estos obstáculos?
Es que soy muy testaruda (risas) y me cuesta mucho abandonar un proyecto, a pesar del sacrificio. Nunca pensé en parar, era al todo o nada.

¿Cómo defines a Carmen?
Es una mujer muy compleja, que no solamente tiene una capa, tiene varias. Si bien es el personaje principal, también tiene un lado oscuro, un lado sexual muy a flor de piel. Es una mujer que lucha contra una imposición de la sociedad, es romántica y enamoradiza.

¿Refleja la situación de muchas mujeres en Bolivia?
Sí, y no solo en Bolivia, sino en todo el mundo. Hace tiempo que se viene reivindicando a la mujer y sus derechos. La mujer puede ser flaca o gorda, si quiere. Se trata de romper los moldes y creo que en Bolivia nos falta, estamos atrasados en el tema, por eso la temática del filme cae en la época correcta. 

¿A qué viene lo de agregarle la cualidad de anorgásmica al personaje?
Intenta mostrar que desde el momento en el que aceptas tu físico, aprendes a manejar tus placeres, mientras no lo haces, es como una lucha de nunca acabar. Solo cuando aceptas tu cuerpo puedes tener los orgasmos que quieras. 

¿Desde un principio pensaste en una comedia?
Sí, porque eran temas que debían ser abordados desde este género para que sean más digeribles. Creo que es más fácil para una sociedad criticarse a sí misma desde la comedia. 

¿El título lo tuviste claro desde un principio también?
Sí, eso lo tuve claro desde el día uno, nunca se negoció (risas). Muchas veces me sugirieron cambiarlo porque el título era polémico. Tenía miedo de que lo rechacen, pero después de tanto escucharlo la gente terminó reconociéndolo y lo repiten con soltura. Más bien fue una buena decisión no cambiarlo. 

¿Qué tal el elenco?
Es un elenco maravilloso. He aprendido mucho de Bernardo Arancibia, Marta Monzón y Fernando Barbosa, porque son personas con mucha experiencia que le han puesto cuerpo y alma a los personajes. Hemos formado una familia. 

¿Qué representó para vos que la película se estrene primero en el Bafici?
Fue una maravilla, porque fuimos invitadas a estrenar en este festival, que es uno de los más prestigiosos de Sudamérica. Fue muy halagador, hasta ahora la siguen mostrando en Argentina en festivales itinerantes. Es muy gratificante, es una muestra de que tu trabajo tiene algo que le llega a la gente y que lo valora.

¿Cómo esperas que sea recibida en Bolivia?
Es una gran incógnita. Espero que guste, espero que la gente se identifique con los personajes. Que se diviertan. Hay mucha expectativa positiva, la gente la está esperando con muy buen ánimo.   

¿Qué vendrá después de Las malcogidas para Denisse Arancibia?
Descansar un poco. Ya tengo otro guion para empezar a mover un nuevo proyecto. 



En esta nota