ESCENAS

Juan Gabriel se enamoró del verde de Santa Cruz


Dos bolivianos que compartieron con el Divo de Juárez rememoran momentos inolvidables. El artista se enamoró del verde y del achachairú en Santa Cruz

El empresario Herman Antelo cuando compartió Juan Gabriel en Santa Cruz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/08/2016

Fue un bálsamo en medio del ajetreo. Hace cuatro años, cuando hacía una gira por América del Sur, Juan Gabriel eligió Santa Cruz para hacer un alto en su apretada agenda y disfrutar de la naturaleza que le inyectó energía.

“El verde era su color favorito. Para él, Bolivia era un país que quería mucho, decía que lo que más le gustaba era el verde de su vegetación, además de su gente amable y cariñosa. Le gustaba San Javier porque decía que se parecía a Parácuaro, el pueblo donde nació”, relató la diseñadora boliviana Rosita Hurtado, en entrevista con EL DEBER.

De hecho, Parácuaro es un municipio ubicado en el estado de Michoacán, en México, y está ubicado a 600 metros sobre el nivel del mar, es una zona agrícola, con mucha flora y fauna.

Le encantaba el achachairú, decía que era adicto a esta fruta”, dijo Rosita con nostalgia. Juan Gabriel estuvo tres veces en Bolivia y una de ellas solo vino a darse un respiro tras un concierto que había dado en Chile.

Sucedió en 2012 cuando a sugerencia del esposo de Rosita, Daniel Lewkowicz, dueño de una empresa aeronáutica que lo transportaba, el reconocido artista visitó el complejo hotelero Santa Rosa de la Mina, del empresario Herman Antelo, en el municipio de San Javier.

“Llegó un sábado a Viru Viru, solo con dos personas, la encargada de sus cuidados personales y otra persona más. No era una gran comitiva. Vino exclusivamente a descansar, a pasar un fin de semana sin público, sin gente, sin presión. Pensaba quedarse dos días, pero se quedó cuatro”, relató Antelo.

“En ese entonces ya se lo notaba un poco cansado. Ya no estaba con la vitalidad de ese Juan Gabriel que salta en los escenarios, pese a que después parece que se recuperó un poco, pero eso lo hacía mucho más tranquilo y espiritual. Le encantó la fruta tropical, estaba loco por el achachairú, además de la sandía, el gualele y el melón. Le fascinó el yogurt natural Cotoca, que viene sin azúcar y sin grasa. Le gustó tanto que después lo vi en un supermercado de la ciudad, donde lo estaba comprando personalmente para llevarse”, recordó Antelo, entre muchas anécdotas.

También le gustaba caminar por las lomas de Santa Rosa. Un atardecer, cuando fue a visitar el pueblo de San Javier, apenas entró a la iglesia la gente se dio cuenta de que se trataba del artista, pese a que él no se había mostrado como tal. “La gente empezó a gritar y a acercarse, y él se sacaba fotos con todos. Era una persona muy amable, muy humana, no le hacía el quite a las fotos, aunque no pedía exposición mediática”, dijo Antelo quien en ese momento lo acompañaba.

A diferencia de otros artistas, Juan Gabriel no había pedido nada especial durante su estadía en Santa Rosa, solo alimentación sana. “Panes integrales, yogurt natural, fruta a montones, nada frito. Pero cero caprichos, no es como otras celebridades. Quedó prendado, encantado aquí. Se sintió como en casa”, rememoró el empresario.

Según Rosita, su plato preferido era salmón al vapor y la comida mexicana.

,
Rosita Hurtado tenía amistad con Juan Gabriel

Rosita Hurtado tenía una amistad de 8 años con Juan Gabriel

,

Un hombre de paz

Alberto Aguilera Valadez, más conocido como Juan Gabriel, era muy espiritual. Y hasta se mostraba con una fuerza espiritual muy fuerte. Rosita Hurtado recordó como algo especial un momento que dice mucho de él. “Cuando lo acompañaba en el avión a sus conciertos y mientras íbamos charlando, siempre me agarraba la mano cuando había turbulencias y yo tenía miedo. Él me decía: Rosita linda, tranquila, que en un avión usted no se va a morir”.

Como buena diseñadora,dijo que Juan Gabriel fue un icono de la moda, porque creó su propia moda. En un clima tropical de Santa Cruz, el artista vistió ropa de textura liviana, camisas anchas y largas, estilo hindú, y pantalones holgados.



 




En esta nota