ESCENAS

"Fans de Juego de tronos quieren perforarme los ojos"


Pedro Pascal, como el guapo príncipe Oberyn Martell en ‘Juego de tronos’, sedujo y conquistó el corazón de la audiencia


09/09/2017

Como el guapo príncipe Oberyn Martell en ‘Juego de tronos’, Pedro Pascal sedujo y conquistó el corazón de la audiencia, pero cuando los fanáticos le piden una foto, el brazo raramente termina en la cintura.

Los dedos entrelazados en el cráneo con los pulgares apuntando a sus ojos es la pose más popular. Buscan recrear la muy gráfica escena en la que ‘La Montaña’, Ser Gregor Clegane, le aplasta la cabeza al carismático Oberyn en un duelo en el final de la cuarta temporada de la serie.

 Tres años después de su gran chance, el actor chileno-estadounidense, de 42 años, comenzó a jugar en las ligas mayores, con papeles en cintas taquilleras de Hollywood: la próxima "Kingsman: El círculo dorado", que se estrena en América Latina a finales de setiembre, principios de octubre.

Pero no hay duda que el papel que terminó de sellar los cimentos de su popularidad fue el agente de la DEA, Javier Peña, en el drama criminal 'Narcos' de Netflix.

 "Cuando terminamos de grabar la temporada dos, me fui directo al Reino Unido para trabajar en 'Kingsman' y fue allí cuando comencé a sentir la popularidad del show", dijo en una entrevista con la AFP en Bogotá, de cara al estreno de la tercera temporada la semana pasada.

 "Amaban 'Narcos' en Inglaterra, la gente era tipo... '¿Javier Peña?' todo el tiempo", dijo imitando en broma el acento británico. "Es muy interesante, especialmente porque Netflix tiene esta increíble capacidad de poner estos shows en los hogares de tanta gente en países tan diferentes".

 Pero los más fieles a 'Juego de tronos' solo quieren hablar del horrible asesinato del sensual príncipe en Poniente. "Todos quieren meter sus pulgares en mi ojos", bromea.

Narco-glamour

La carrera de Pascal en Hollywwod floreció relativamente tarde. Antes de que llegara la llamada para "Tronos", el actor venía abriéndose espacios desde finales de los 90 con apariciones en varios programas, sobre todos relacionados con crimen.

Pascal nació en Santiago pero se crió en Texas, adonde sus padres, activistas contra la dictadura de Augusto Pinochet, huyeron.

Y antes de "Narcos", algo sabía de Colombia pues visitó el país con su familia a los 13 años y luego en 2001 para grabar una película para la cadena de televisión USA. "Mi experiencia de vivir en Colombia contrasta completamente con la historia que estamos contando" en "Narcos", indicó.

Y aunque la mayoría de los lores de la droga de los 80 y 90 murió o pasa sus días en prisiones estadounidenses, Pascal y sus compañeros reciben frecuentes acusaciones de que el programa "glamuriza" el narcotráfico.

"No creo que el show sea totalmente irresponsable por 'glamurizar' lo que es. Es glamuroso, pero también es peligroso y violento, y todos se vinieron abajo. Es contar toda la historia", señaló. "No me hace querer consumir cocaína y tampoco querer convertirme en un narco".

En la gran pantalla, Pascal tiene un manojo de películas que no tuvieron mayor éxito, incluida la comedia de vampiros "Bloodsucking Bastards" y el filme de fantasía china "La gran muralla" que hizo con Matt Damon.

Pero su papel como un agente secreto estadounidense en 'Kingsman' lo coloca ahora sí en la élite de Hollywood.

"Son un poco actores desempleados que finalmente encontraron un trabajo, como Halle Berry, Julianne Moore, Channing Tatum, Jeff Bridges, Colin Firth, Mark Strong, Elton John", bromea. "Un elenco pequeño, fui paciente con ellos, compartí mi sabiduría y experiencia y creo estuvieron aceptables".

Reveló que consiguió la parte del agente Whiskey porque el director Matthew Vaughn vio la primera temporada de "Narcos", en la que Peña no era un personaje central como ahora.

"Pasé por un extenso proceso de casting, pero fue por 'Narcos', fue Peña que comenzó a dar forma al personaje del agente Whiskey. Gracias 'Narcos'".



En esta nota



e-planning ad