CULTURA

Esteban, la película cubana se estrenó en Palmasola


El recinto carcelario cruceño recibió ayer por la tarde una función del Festival Internacional de Cine Fenavid. Los representantes de los reos se mostraron contentos con esta propuesta, que llegó por primera vez a esta penitenciaría

Es la primera vez que un evento así se muestra en este centro penitenciario cruceño

21/10/2017

Esteban, la película cubana dirigida por Jonal Cosculluela, tuvo un escenario poco usual para su estreno nacional: la sala de terapia de recuperación del pabellón PC-4 de la cárcel de Palmasola, que lució repleta la tarde de ayer, con cerca de 200 internos presentes viendo uno de los filmes que participa de la competencia oficial del Festival Internacional de Cine Fenavid. 

Es la primera vez que un evento de esta magnitud se desarrolla en Palmasola, y se concretó gracias a la amistad que existe entre Alejandro Fuentes, director del Fenavid, y Marcial Trigo, presidente de la junta de educación del recinto. Fuentes todos los años busca nuevos barrios donde llevar el festival, así que Trigo le propuso que el Fenavid llegue a Palmasola, una idea que desde un comienzo les pareció excelente y además contaron con la aceptación de los directores de la cárcel. “La premiere nacional la estamos haciendo acá”, decía Fuentes con una sonrisa. 

Para que esto suceda tuvieron que elaborar una pantalla de proyección inmensa,  además, en la sala se tuvo que colocar una bandeja para el proyector, y otros detalles técnicos que se hicieron gracias a la ayuda de los internos,  dirigidos por el regente general Víctor Hugo Escóbar. “Estoy muy feliz de que se hagan cosas como estas acá. Traer un festival de cine a Palmasola es increíble. Ojalá que sea de provecho para nosotros, que nos ayude de terapia”, comentó Escóbar. 

Por motivos de seguridad, la exhibición debió hacerse durante el día, lo que provocó algunas dificultades de visibilidad del filme, a pesar de que las ventanas de la sala fueron tapadas con telas y colchas gruesas. Lo que no impidió que las personas que se sentaron a ver la película la disfruten. 

“Es un gran logro que podamos dar los internos del penal este tipo de distracciones. Espero que la película los mueva, los conmueva y les ayude a cambiar de vida”, expresó Yver Melgarejo, director de Régimen Penitenciario de Palmasola. 

Esteban cuenta la historia de un niño con este nombre que descubre un día las melodías de un piano de manos de un viejo músico y decide aprender a tocar, contra todas las dificultades que le imponen. 

Uno de los internos, que fungió como maestro de ceremonias del acto de inauguración de este ciclo -que exhibe hoy y mañana dos películas más-, dijo estar muy contento de que tomen en cuenta a sus compañeros para este tipo de cosas. “A veces uno se equivoca de caminos y cuando cae acá se olvidan de uno, de darle actividades como esta”, mencionó el presidiario, que purga 20 años de sentencia. 

Visita

La muestra cinematográfica coincidió con la visita al penal del defensor del pueblo, David Tezanos, que está haciendo un documental de las cárceles del país. 
“Esperamos darles otras opciones también, voy a ver que se puedan hacer concursos de poesía y de música”, les dijo el defensor. 



En esta nota