ESCENAS

Enriqueta Ulloa: “Quiero que la gente me recuerde así”


La cantautora cierra el 2017 con su retiro de los escenarios y con la presentación de su disco      N° 32 en diciembre. La Reina de la Canción Boliviana hace un recuento de sus 40 años de carrera 

Recuerda que desde EEUU querían que se lance a nivel internacional, pero no con folclore

17/09/2017

Las cuecas, las tonadas, los taquiraris, los huaiños y otros subgéneros folclóricos bolivianos están con el pesar de que una de las  voces dulces que los canta con pasión se despide de los escenarios este año. Sí, Enriqueta Ulloa, luego de 40 años de trabajo artístico, decide colgar el micrófono y dedicarse a otros proyectos personales.

La Reina de la Canción Boliviana, título que obtuvo luego de ganar por cuatro años consecutivos el Festival Lauro en los años 80, se presentará, posiblemente por última vez, en Santa Cruz este 22 de septiembre en la Expocruz, aunque tratará de volver para fin de año. 
“Pretendo tener otro tipo de presentación, quizás dar un concierto en algún lugar, aunque el tiempo me está pisando”, comentó la cantautora de grandes canciones del acervo como El aguilillo, Sangre española, Vámonos pa’ Porongo, entre otras.

El motivo de su alejamiento
Hace cuatro años, mientras esperaba en el camerino su turno para subir al escenario en un evento en Tarija, Ulloa decidió que cuando cumpliría 40 años de carrera dejaría los escenarios.
La cantante aún recuerda la voz de aquel magnífico músico que influyó en esta decisión.

“Él estaba muy cansado y enfermo. Me dolió mucho, no era la potencia de voz a la que normalmente estábamos acostumbrados a oír. Ese día tomé la decisión, me puse a llorar ahí mismo y dije que eso no quería para mí. Quiero que la gente me recuerde así como estoy ahora, íntegra. Mi registro de voz es el mismo de cuando inicié”, cuenta.

Desde el año pasado ha ido preparando su despedida, aunque la muerte de sus padres, con tan solo siete meses de diferencia, frenó las presentaciones que tenía preparadas.

“Por el duelo paré unos cuatro meses, porque no he tenido la fortaleza para poder actuar”, explica aún conmocionada por lo sucedido, aunque está tranquila, pues luego de vivir durante 33 años en La Paz, hace tres regresó a Tarija para pasar los últimos años de ellos a su lado.

Pero además Ulloa enfatiza que la vida de artista en Bolivia es muy difícil, pues no cuentan con el apoyo del Gobierno. 

“Escucho de este Gobierno hablar de la política cultural y revolucionaria. ¿Cuál es esa? ¿Qué yo no haya podido cantar estos 11 años de Gobierno porque no coincido con sus ideas? A mí nunca me han contratado, porque ellos tienen sus grupos, que son los que coinciden con ellos, hasta eso se ha politizado”, lamenta la cantante, que ha ido de gira por diversos países, como en agosto pasado cuando estuvo en EEUU y en noviembre estará por Argentina. 

Su amor por el oriente
“Sos aguilillo, te gusta el amor y a las mujeres robás el corazón. Sos aguilillo te gusta el amor y a las mujeres les gusta como sos...”, dice parte de El Aguilillo, la canción que Ulloa grabó hace más de 30 años y que aún sigue siendo uno de los temas más solicitados en sus conciertos. 

Y es que el cariño que la cantante siente por el oriente boliviano ha quedado demostrado en sus temas, aunque lamenta que en Santa Cruz no se cuente hasta ahora con un teatro digno para la presentación de los artistas. 

“Tengo un gran repertorio cruceño porque tengo mi raíz de allá. Mi abuelo era cruceño, mis dos hijos son cruceños, además que le tengo mucho amor a la música, a los versos, a la melodía y a los autores cruceños”, señala la intérprete tarijeña.
Lo que se viene

Si bien su retiro solo es de los escenarios, Ulloa continuará componiendo y grabando discos, como el número 32, que se lanzará en diciembre y que contará con 14 temas que incluyen cuatro composiciones suyas y similar cantidad de temas reeditados.

Además, quiere darse tiempo para organizar todo el material que tiene, pues desea en un futuro crear un museo moderno, con todos los discos, reconocimientos y vestuario que ha utilizado en su trabajo.

“En este tiempo he descuidado a la Enriqueta mujer, a la mujer que tiene 65 años y que, obviamente, ya quiere una vida un poco más tranquila, algo más acompañada, lo que todos estamos buscando”, finaliza la Reina de la Canción Boliviana. 



En esta nota