ESCENAS

El Sol regresa a Viña; te recordamos cómo fue su relación con Bolivia


Los 13 capítulos transmitidos por Netflix sobre la vida de Luis Miguel, le han permitido, como el ave fénix, resurgir de sus cenizas

Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/09/2018

En el renacer de El Sol está Viña del Mar y nada más y nada menos que en el festival de festivales, que se realizará entre el 24 de febrero y el 1 de marzo de 2019 en Chile. El dato ha sido confirmado este jueves. Según el diario La Tercera, los responsables de la organización -que desde el éxito de la serie biográfica del cantante en Netflix apuntaban a que sea el plato fuerte del festival- han dado la buena noticia.

Las expectativas por la actuación de Luis Miguel son altas, alentadas por los detalles de su infancia (ensombrecida por la tóxica relación con su padre Luisito Rey y la desaparición de su madre), sus pininos en su carrera artística y sus amores de juventud que fueron revelados en 'Luis Miguel la serie', autorizada por él.  

La serie ha sido una especie de resurrección para El Sol luego de una larga temporada de mala racha, no solo en el plano artístico, sino por los fuertes rumores de problemas económicos, con el alcohol y de salud.



Después de la transmisión, vía streaming, de 13 capítulos sobre su vida ‘LuisMi’ ya no es visto con los mismos ojos. Ha logrado empatizar con gran parte del público que mantenía sus reservas por la actitud arrogante que se granjeó por sus ‘encontronazos’, especialmente, con la prensa.

Y con Bolivia, ¿qué?

Si revisamos la historia, Luis Miguel tiene un capítulo aparte con Bolivia. Comenzaba la década de los 90 y El Sol tenía un concierto en agenda en Oruro. Allí, en 1991, se dio el percance. Una fan se acerca para darle un beso, la desprecia y... ¡se gana un puñetazo del padre de la joven!

Esta situación hizo que se suspendiera el concierto, fuera acusado de incumplimiento y, posteriormente, lo arrestarán en La Paz.



Tras obtener su libertad, según se sabe, Luis Miguel prometió nunca más volver a Bolivia e hizo declaraciones ofensivas a las mujeres de Oruro. Sus frases provocaron que se ganara la antipatía de muchos bolivianos.

Y sobre el juramento… no lo cumplió. En 2010, con unos kilitos demás y sin el halo de sus mejores años de éxito, dio un concierto de lujo en Santa Cruz de la Sierra.

Su participación en el festival de Viña del Mar (a 1.729 kilómetros de Oruro) el próximo año no es la primera, será la sexta en su carrera artística. La primera vez fue en 1985, luego en 1986, 1990, 1994 y 2012.

La primera participación de Luis Miguel en Viña:

La última participación de Luis Miguel en Viña: 





 




En esta nota