CULTURA

El Quijote sobre su llama en la Feria del Libro


Los 400 años de la muerte de Cervantes fueron plasmados en la figura de El Quijote montado sobre una llama, en vez de su legendario Rocinante

Al fondo, el símbolo de la Feria del Libro, el tradicional Rocinante fue cambiado por una llama
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/09/2016

Una llama con acentuados rasgos y un chulo en la cabeza, reemplazan ahora al legendario Rocinante, el caballo que montó Don Quijote de la Mancha, en el famoso libro de Miguel de Cervantes.

Esa es la imagen que fue elegida como símbolo de la Feria Internacional del Libro de La Paz, que se inauguró ayer en presencia del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, y el embajador español Ángel Vásquez. 

La figura, elaborada en conmemoración de los 400 años de la muerte de Cervantes, llama la atención de más de un visitante a la muestra que estará abierta al público hasta el 18 de septiembre.

García Linera hizo gala de su condición de intelectual en un discurso en el que, dialogando con las ideas del argentino Ernesto Laclau, reivindicó "el papel performativo de la palabra" y los libros.

No faltaron sus referencias a la Biblia, el Corán, "El Capital" de Karl Marx o las obras del teórico del liberalismo Friedrich Hayek, y hasta novelas de fantasía como "Juego de Tronos" y "El Señor de los Anillos". En ese marco, García Linera subrayó la capacidad de algunos libros para moldear el mundo.

El libro es "más poderoso que el oro, más poderoso que el dinero", enfatizó el vicepresidente.

"A los jóvenes, cada vez que se acerquen a esta feria a un libro, pulsen ese poderío del texto, palpiten ese poderío del texto, sumérjanse en ese poderío. Encontrarán historias pasadas, encontrarán experiencias presentes, pero también encontrarán la potencia y el poderío de lo que va a venir", sugirió.

,
Este es el símbolo de la Feria del Libro, el tradicional Rocinante fue cambiado por una llama
,

Por su parte, el embajador español Vázquez deseó que la feria sirva para incentivar el mercado del libro en Bolivia y el hábito de la lectura entre los bolivianos, tarea que espera "no sea tan difícilmente quijotesca como las aventuras de nuestro ingenioso hidalgo en el libro de Cervantes".

También destacó la presencia de los autores españoles invitados Antonio Orejudo, Sara Mesa, Marta Sanz, Pablo Fidalgo, Alfonso Gómez y Alfonso Zapico, que representan los diversos géneros de la literatura española.

La curiosa figura de Don Quijote sobre una llama, no pasó desapercibida para el diplomático. "Es una gran satisfacción, como lo es para todos los que hablamos español, que es nuestra patria común, el ver a nuestro querido Don Quijote a lomos de una llama boliviana intentando también en Bolivia implantar la semilla del Quijote", dijo Vásquez.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, invitó a todos los paceños a disfrutar de las más de 300 actividades que se desarrollarán en la feria.



 




En esta nota