escenas

El Elay Puej se reafirma como promotor de la cultura regional


El festival, que difunde las danzas del oriente boliviano, se fortalece con la participación de los grupos infantiles. La XXVI versión se realizó anoche en el cambódromo. Luna Chaqueña se lució

LOS MÁS PEQUEÑOS. El impulsor del festival Héctor Molina calificó de acertada la decisión de incluir la categoría infantil en el festival, pues se demostró el esfuerzo que pusieron padres e hijos para realizar interesantes presentaciones, como la del colegio Hermanos Cavani, que ofreció un popurrí de taquiraris
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/09/2016

La XXVI versión del Festival Elay Puej volvió a tomar un pedazo del parque lineal Mutualista (cambódromo) para dar la oportunidad al público de disfrutar de lo más variado de las danzas y la música del oriente boliviano, en un evento que no decae en su objetivo de promover, difundir y jerarquizar la cultura de la región.

Una gran cantidad de espectadores estuvo presente para disfrutar de la variedad de propuestas a cargo de los bailarines de los diferentes colegios y grupos independientes participantes. El evento tuvo diversos matices, pero se destacó la gran presencia de elencos de la categoría infantil, que en las últimas versiones han sido incorporados. “Los velatacuses le han dado el sabor dulzón a este festival; sin duda, fue una buena decisión darles espacio”, expresó Héctor Molina, el investigador cruceño, que desde 1991 lleva adelante este festival

,
HISTORIA. El ballet Hamacas nos trasladó hasta fines del siglo XIX, cuando en el norte del país se vivió el auge de la goma. La siringa se tituló este número, que incluyó la presencia de capataces y esclavos

HISTORIA. El ballet Hamacas nos trasladó hasta fines del siglo XIX, cuando en el norte del país se vivió el auge de la goma. La siringa se tituló este número, que incluyó la presencia de capataces y esclavos



 




En esta nota