ESCENAS

Diez pasos clave para desarrollar una buena gestión cultural


El director del Centro San Isidro inició un laboratorio de gestión cultural en el que van a experimentar y elaborar un proyecto cultural. Están aprendiendo algunas habilidades y herramientas para convertirse en un buen gesto

En el laboratorio de gestión cultural, los participantes harán un proyecto que funcione. Foto: CCP
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/08/2018

Promover, incentivar, diseñar y realizar proyectos culturales desde cualquier ámbito es el objetivo de poder realizar gestión cultural. En este sentido, Juan Pablo Sejas, director del Centro San Isidro, brinda 10 claves para hacer una buena gestión cultural:

1. Tiene que apasionarte el arte y la cultura en general. La pasión es un aspecto muy importante y es algo que le corre por las venas. Una persona que no disfruta del arte y la cultura, no puede conseguir nada. Tiene que gustarle mucho visitar sitios culturales, leer, ver obras de teatro, cine, música, etc. Este es el inicio para ser un buen gestor cultural.

2. Tu imaginación y tu creatividad es lo más importante que tienes. Ambos elementos son algo que no tiene precio. Si una persona tiene la facultad de imaginar y crear, le será más fácil a la hora de generar ideas que repercutan en un proyecto.

3. Debes tener habilidades y aptitudes en gestión integral de proyectos culturales. Es un paso para elaborar un proyecto cultural. Lo bueno es que ambas se van aprendiendo de manera académica o en los talleres. Son insumos que los vas creando y desarrollando en talleres experimentales. Un buen gestor debe prepararse, no ser empírico. Debe estar inmerso en las tecnologías.

4. Ser conocedor del contexto actual en tu territorio. Si no conoces tu contexto artístico cultural en el que te mueves, no podrás plantear soluciones a los problemas identificados. Cuando conoces bien, planteas buenas soluciones.

5. Tener sensibilidad y comprensión en los sectores artístico culturales. Son muchos, las artes plásticas, teatrales, musicales, fotográficas, cinematográficas, etc., y es importante tener sensibilidad para saber valorar cada arte sin discriminar. Tener una mente más amplia.

6. Manejar buenas relaciones con los actores clave de los sectores hacedores de cultura. Es muy importante. Las relaciones son la base. El gestor debe tener la capacidad de relacionarse para plantear soluciones ante los problemas que puedan presentarse.

7. No dejar morir una idea e innovar a cada momento. Una idea para subsanar un mal acerca de temas culturales, nunca es mala. Innovar es que esa idea pueda ser validada, para ver si funciona o no.

8. Tener base de datos de empresas y de medios. Un buen gestor necesita manejar una buena base de datos. Saber a quién vas a llevar tu propuesta. Las empresas son los posibles clientes que van a comprar de alguna manera tus productos y los medios son los que ayudarán a difundir tus propuestas y canalizar para que tu proyecto tenga una repercusión.

9. Considerar siempre el trabajo voluntario. Un buen gestor necesita meterse a todo lo que pueda y apoyar mientras su fuerza lo acompañe. Eso crea ciertas fortalezas para que algún día entienda las debilidades y las pueda subsanar. No todo lo que hagas te lo van a pagar con dinero. El trabajo voluntario es importante porque también alguna vez va a tener reciprocidad y va a llegar el momento en el que esas personas van a hacer algo por tu proyecto. Esto vale más de lo que te puedas imaginar.

10. Tejer redes humanas e institucionales en todo momento. Es muy importante, porque está enmarcado en las relaciones. Mientras más amigos y relaciones en las diferentes instituciones tengas, habrá más oportunidad de promover tus proyectos culturales. Son como una cadena de favores. No se sabe cuándo vas a requerir de ese apoyo.

Taller gestiono mi arte busca generar cambios positivos e iniciativas en las organizaciones

Gestiono mi arte es el taller que se inició el 14 de este mes y que el facilitador Juan Pablo Sejas, director del Centro Cultural San Isidro, seguirá dictando durante seis sesiones en el Centro de Cultura Plurinacional hasta este viernes 24.

El objetivo es que los participantes enriquezcan sus capacidades para la gestión de proyectos, generando cambios positivos en sus organizaciones e iniciativas independientes.

La gestión de proyectos culturales es una debilidad en nuestro medio, por la elevada informalidad y el bajo nivel de capacitación respecto a temas de gestión por parte de los diversos actores clave.

El taller abarca contenidos referidos a cada etapa que debe tener un proyecto cultural: desarrollo de la idea, análisis de su pertinencia, planificación, gestión de patrocinios y espacios, ejecución y evaluación, para pasar de los papeles a la acción.



 




En esta nota