escenas

Desahuciados brasileños se ven en San Sebastián


Una película muestra la atípica situación del movimiento brasileño de los sin techo y los refugiados que ocupan un edificio abandonado en el centro de San Pablo.

La tensión provocada por la amenaza de desahucio revela los dramas de los ocupas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/09/2016

La cineasta Eliane Caffé ha elegido para su filme "Era o Hotel Cambridge" mezclar realidad y ficción para denunciar la "desigualdad escandalosa" en materia de vivienda que vive Brasil, como ejemplo de la "situación insoportable generada por el capitalismo".

Una película con la que participa en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián y que consiguió en 2015 el Premio Cine en Construcción que se concede a proyectos rodados pero no terminados.
"En Brasil ahora estamos en una situación terrible, tras el golpe, y la película refleja un problema muy real, el retroceso en las políticas sociales. Hacer esta película es como decir que estas cosas existen y que afectan a la mayor parte de las personas", explicó la realizadora.

Y es algo, añade, que no se da solo en Brasil, sino que es extrapolable a todo el mundo, una situación creada por el capitalismo y por los gobiernos.

"Era o Hotel Cambridge" cuenta la historia de refugiados llegados a Brasil y también de brasileños en situación desesperada, que ocupan un edificio abandonado en el centro de Sao Paulo.

Una situación real impulsada en Brasil por varios movimientos ciudadanos que tratan de ayudar a la gente sin hogar y denunciar al mismo tiempo la inacción de las autoridades.

Una de las líderes del movimiento brasileño contra los desahucios es Carmen Silva, que es además una de las protagonistas de la película, donde se interpreta a sí misma.

Localizar edificios vacíos, asegurase de que están abandonados y hasta fletar autobuses para que la gente sin hogar los ocupe en masa y así impedir un rápido desalojo, son algunas de las tareas de esta mujer, feliz de poder denunciar esta situación desde el Festival de San Sebastián.
Su movimiento nació hace 21 años y el edificio que muestra la película se ocupó hace cuatro.

Todo impulsado por mujeres como ella porque, resalta, en Brasil las viviendas sociales se las conceden a las mujeres, que son el pilar de las familias porque además existen políticas sociales específicas de las que se pueden beneficiar.



 




En esta nota