ESCENAS

Wilson Hoyle, el austriaco que encanta en las redes con música boliviana


El joven es amante de la música folclórica nacional. En su última visita al país llegó con la expresa misión de comprarse un nuevo charango y una zampoña para seguir con sus interpretaciones musicales


Estas son las fotografías que publicó el portal ABC Darwin en una entrevista
Estas son las fotografías que publicó el portal ABC Darwin en una entrevista
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/04/2019

Con un charango y una zampoña, el austriaco Wilson Hoyle, sorprende a los internautas al interpretar música boliviana con tal naturalidad y maestría como haría un músico nacional de mucha trayectoria.

Este joven quedó maravillado por la cultura boliviana. Él es de Austria pero actualmente radica en Darwin, Australia. Como registro de este encanto están sus interpretaciones que ha subido a sus redes sociales y han tenido cientos de comentarios y miles de reproducciones.

Su madre, Lisa, contó en una entrevista al portal ABC Darwin, que Wilson fue diagonosticado con autismo a los dos años pero que su intuición musical era innata y quedó demostrada a sus nueve años cuando de manera autodidacta, comenzó a interpretar canciones sobre todo andinas.



Su fascinación nació luego de que vio a una banda interpretar música boliviana. "Wilson estaba completamente cautivado. Me dijo, 'mamá comprame su CD'"; la semana siguiente volvió y tocó toda la música para la banda, y la semana siguiente estuvo en la banda".

Después de dos años de estar con ellos, Wilson siguió su propio camino para dedicarse exclusivamente a la música folklórica boliviana.

En su último video Wilson interpreta el tema Kullaquita (Awatiñas). Ha pasado los últimos meses en Darwin, tocando en los mercados de Mindil y en el centro comercial Smith St. en donde logró reunir el dinero suficiente y hace unos días vino a Bolivia para ¡comprarse un charango y una zampoña nueva!, dos de los instrumentos que más amor le despertaron en su camino por la música.





 




En esta nota