ESCENAS

Charly García regresa renovado con su nuevo disco


Random titula el nuevo trabajo del roquero argentino, que marca un retorno después de Kill Gil. El álbum hace guiños a distintas etapas de la carrera del artista

García lanza el disco este viernes en CD, vinilo y en las plataformas de streaming

24/02/2017

 

Casi siete años después de la edición oficial de Kill Gil, Charly García vuelve a publicar una novedad en las bateas de las pocas disquerías que aún subsisten. Random, que saldrá a la venta hoy en CD y en vinilo (también estará en las plataformas de streaming), trae diez temas nuevos que condensan la mejor versión posible de Charly, según informa la edición digital del diario argentino Clarín.

Para el artista, de 65 años, que transita una larga rehabilitación, la aparición de este disco podría calificarse de milagrosa. Random no se parece a ninguno de sus discos anteriores, pero sí linkea hacia distintos momentos de su carrera: aparece el Say No More, aparece el maravillizado, el sinfónico, el folk, el pop, y está ese gusto por el rock británico de los ‘60. Diferentes destellos creados en un iPad (es EL aliado musical de García desde hace unos años) y reinterpretados por seres humanos, con varias capas de instrumentación, pero respetando el formato canción a la manera de Charly.

Rosario Ortega es en quien se apoyó García para mejorar su voz (suena muy procesada en todo el álbum); Fernando Samalea tradujo los pulsos a la batería acústica. También participaron los chilenos Kiuge Hayashida Soiza (guitarra) y Toño Silva (batería) integrantes de The Prostitution, la última banda que tuvo García. Todo lo demás, lo tocó Charly.

La portada muestra a un espectro femenino, sin rostro, apoyado en la mesada de una cocina y enmarcado en trazos deudores del libro Líneas paralelas (2013). En una esquina, un ichthys (el pez / símbolo de los cristianos) encierra la palabra “random” otorgándole al álbum un perfil tan pisciano como religioso (en los créditos, Charly agradece a “los fieles de la Iglesia del Pescado”).

En esa línea, con cierta épica celestial flotando entre el blues y el pop de pura cepa García, suena La máquina de ser feliz, estrenado en 2015 en un episodio de la tira Viudas e Hijas del Rock and Roll (Telefe). “La máquina de ser feliz la tiene el Papa, la tengo yo”, asegura. En Ella es tan Kubrick, un rock-and-roll-yo a media máquina, cita parte de la filmografía de uno de sus cineastas favoritos (LolitaFull Metal JacketOjos bien cerradosEl resplandor) para darle contexto a la historia de una chica “tan drogadicta” que “me hizo acordar a Fabi Cantilo”.

Primavera es guiado por unas cuerdas campestres que remiten tanto al Zeppelin III como a Gustavo Santaolalla y a Jack Johnson, con la voz de Rosario en primer plano mientras Charly hace un diagnóstico de sí mismo (“Ahora que estoy rehabilitado, saldré de gira otra vez... Siempre estaré pronto a renacer porque hoy yo estoy más joven que ayer”), y despotrica contra la tecnología (“No me mostrés tus celulares, gramática fatal… arrobas y puntos, gramática de vegetal”).



En esta nota