ENTREVISTA

“No le regalaré mi trabajo a nadie; volveré a ser albañil”


El Camba Calucha no seguirá sobre los escenarios, porque desde hace cuatro meses no tiene trabajo en Santa Cruz. Critica a las instituciones públicas cruceñas


El Camba Calucha está cansado de que al artista no lo valoren y lo quieran contratar por comida y bebida
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

Una cadena en Whatsapp. Así fue cómo los seguidores del Camba Calucha se enteraron de que el artista cuelga el sombrero. ¿El motivo? No tiene trabajo desde hace cuatro meses en Santa Cruz y ha decidido regresar a su antiguo oficio, la albañilería.

Herland Burgos (36) comenzó con su personaje cuando tenía 25 años. En sus días de gloria estuvo de gira por Europa y hasta recibió premios por su aporte cultural, pero la olla de comida no se para solo con reconocimientos, sino con dinero.

 ¿Desde cuándo viene esta idea de colgar el sombrero?

Lo que pasa es que en Santa Cruz tenemos la costumbre de quererlo todo gratis. Las comparsas hacen algún festival, tienen plata pa’ tirarse en tarima, sonido e incluso traen artistas de afuera, pero cuando toca contratar a alguien que haga un espectáculo cultural te mandan una carta, como es maña aquí, diciendo: “Nosotros la comparsa organizadora del festival tenemos el honor de invitarte a enaltecer y engrandecer con tu imagen cultural porque sos el ícono...”, mie... cómo lo ensalzan a uno, pero cero plata, no quieren pagar y así lo hacen con todo, pero cuando uno les cobra le dicen que habrá churrasco, trago y hembrita, “¡qué más querés hombre!”, le dicen. Y eso se viene arrastrando desde siempre.

Pero tenés trabajo en otros lados...

Yo encontré trabajo en las diferentes fiestas patronales de Beni y Pando. Allá migramos con mi tamborita. Es algo irónico, porque cada contrato que firmamos allá con el que tenemos en Santa Cruz no le llega ni a la mugre de la uña. Incluso nos llevan y traen en avión pagado por ellos, nos dan buenos hoteles, nos tratan como artistas, nos respetan. En este pueblo no nos dan ni para el micro.

 

 

 ¿Desde hace cuánto tiempo que no tenés trabajo?

Llevo cuatro meses sin trabajo en Santa Cruz. Cuando llegué de Beni, el 5 de septiembre, los medios me preguntaban si tenía poesía para Santa Cruz y les dije que no, que no la iba a escribir.

 ¿Has pensado irte a vivir a Beni o Pando?

No me voy por mi familia. Me han hecho una propuesta de irme a trabajar a España, pero camba que quiere a su familia, camba que no se aleja. Si a mí me ofrecen llevar a mi familia, me voy.

 ¿Apoyo de alguna institución pública?

Nada. Cuando estaba de gira en Europa me llamaron para recibir la medalla al mérito cruceño, les dije que la choquizuela vale más que su medalla, porque esta es un pedazo de fierro que yo la meto al agua hervida y no me da nada. La choquizuela me da cinco hervores buenos de sopa linda, un caldo nutritivo. Si usted quiere darme ese fierro, démelo acompañado de un proyecto donde diga que el Camba Calucha y los integrantes de su tamborita irán a dar cursos totalmente gratis de música y poesía oriental a los distritos de Santa Cruz, denme un sueldo digno y seguro de salud y yo le acepto su fierro. Nunca más me respondieron.

Tenía un proyecto en la Federación de Fraternidades Cruceñas, se llamaba La escuela de poeta La Calucha. Trabajé bien con tres directorios, pero cambiaron cuando yo estaba en Europa este año y al regresar me dijeron que estaban en reestructuración, ya de eso hace seis meses.

 ¿Qué vas a hacer?

No le regalaré mi trabajo a nadie, volveré a ser albañil.

 ¿Tenés deudas?

Le debo al banco porque construí mi casa. Le debo a mi hermano mayor, que es albañil. Saqué cosas de la casa a crédito. Tengo dos hijos, de 11 y 8 años. Les dije sobre mi decisión, el menor se alegró porque dice que así estaré más tiempo con ellos.

 ¿Está decidido entonces?

Sí, tengo que ver por mi familia primero antes que por mí y si el personaje de Camba Calucha me está perjudicando, lo tengo que dejar. No hay trabajo a futuro.

 ¿Hay otros grupos que estén pasando por la misma situación que la tuya?

No es por hablar mal de mis colegas, pero ¿por qué cree que a las tamboritas se las conoce? Porque les gusta beber. Entonces la mayoría dice “vamos allá y nos traemos a esos ‘cambingas’ que tocan por trago”. No es el caso de nosotros. Yo vendo un espectáculo cultural, somos un grupo de escenarios grandes y aquí eso no le pertenece a la cultura. La retreta le pertenece solamente a dos artistas.

 ¿Has tenido algún contacto para participar de la retreta?

Una vez me metí adelante de la retreta y le dije: señor alcalde,quiero declamar, quiero trabajar, pero nunca me llamaron. Lo que pasa es que no le doy un “toco” a nadie, porque siempre tenés que darle el 10% a alguien y yo no lo entrego, porque es mi trabajo.



 




En esta nota