ESCENAS

Axioma quiere romper esquemas en el rock nacional


La propuesta del grupo local oscila entre el thrash metal, el heavy, el death y el progresivo. Preparan un demo con cuatro canciones. Demonios es el primer corte

La alienación, la dominación, el descenso hacia la oscuridad y las cárceles personales son los temas que giran por la mente de los músicos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/04/2018

Hace tres años, Mauro Zapata llegó desde La Paz con la idea de seguir andando el camino de la música que había iniciado en su ciudad natal. Con el rock como bandera y con el equipaje lleno de sueños, en Santa Cruz de la Sierra se encontró con Pablo Andrés Salinas, joven bajista con el que coincidió en muchos aspectos artísticos. La unión de criterios y anhelos de ambos fueron los que, finalmente, dieron forma a Axioma, banda emergente de la movida roquera local, cuya propuesta oscila entre el thrash metal, el heavy, el death y el progresivo.

El grupo quedó conformado de la siguiente manera: Mauro Zapata (voz y guitarra), Pablo Andrés Salinas (voz y bajo), Mauricio Salinas (primera guitarra) y Anthony León (batería).

Y su carta de presentación tiene un nombre sugestivo. Demonios se titula el primer corte, grabado en Subterránea Récords. Se trata de un tema con aire heavy y ‘progre’, que refleja la temática que Axioma pretende plantear en las letras de las canciones, como también en la estética y la imagen sobre el escenario. La alienación, la dominación, el descenso hacia la oscuridad y las cárceles personales son asuntos que a los artistas les interesa mencionar desde una visión crítica, inspirada en dos obras fundamentales: 1984, de George Orwell y Un mundo feliz, de Aldous Huxley.  

Los motiva llamar la atención de una sociedad que, según su parecer, está viviendo una realidad similar a la que planteaban los autores británicos. Afirman que vivimos en un mundo dominado por las tecnologías en las que se percibe la presencia de un ‘gran hermano’ que todo lo controla y lo vigila. Se trata de mentes atadas a una telerealidad, que terminan presas del vacío, desasosiego y pesimismo.

“Es una forma de peguntarse qué se siente ser un demonio y, al mismo tiempo, reflexionar sobre los diversos demonios internos que tenemos y los que nos rodean”, explica Mauro Zapata, acerca del primer corte del demo de cuatro canciones que están por lanzar. El trabajo incluye el tema Zambo Salvito, que hace referencia a una leyenda urbana paceña de fines del siglo XIX, cuyas historias de un temible asesino en serie se siguen contando en la actualidad.

Mientras estas canciones ya están disponibles en las plataformas digitales,  la banda se apresta para el lanzamiento del demo y para estar presentes en festivales importantes del género, como el Illimani Fest, que se realizará en agosto en La Paz.

Escuchá acá Demonios:



 




En esta nota