ESCENAS

Aunque el clima desafía a la feria del libro, el público responde favorablemente


El frío ha afectado en la asistencia; sin embargo, expositores y organizadores resaltan que muchos se dan modos para ir a la FIL. Quedan cinco días de feria

En 2017 a estas alturas, habían ingresado 48.000 personas. Este año se estima que la cifra es similar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/06/2018

Hablar del clima es inevitable cuando se consulta a los expositores y organizadores de la XIX Feria del Libro de Santa Cruz su opinión acerca de estas primeras siete jornadas. Aunque las bajas temperaturas son comunes por estas fechas, la mayoría de la gente afirma que el frío se ha hecho sentir con más fuerza en esta ocasión. 

Pero también aplauden la actitud de los que han respondido favorablemente a la convocatoria. Ricardo Serrano, responsable de la editorial El País, resalta que la mayoría de las charlas, conferencias, encuentros  y presentaciones de libros han sido a sala llena. “En ninguna parte de Bolivia he visto otra feria que tenga tantas actividades. En cuanto a libros que he visto hay más ofertas. Destaco el estand de la Biblioteca del Bicentenario, su producción es maravillosa”, indicó Serrano. 

María José Parejas, subdirectora de Edición Literaria de La Hoguera, asegura que les está yendo bien en sus actividades, especialmente en los encuentros de estudiantes con los autores. “Estamos contentos, para nosotros la feria más que un lugar en el que se vendan libros es un lugar en el que retribuimos a nuestros autores, por eso valoramos estos encuentros”, expresó Parejas, que recordó que la editorial ofrece el muro de la lectura, con más de 300 obras de autores bolivianos a Bs 4.000.

María Fernanda Quiroga, de Plural Editores, también dijo que, pese al frío, han tenido buena asistencia a las presentaciones de los títulos de la Colección Mantis: La mujer que escribió Frankenstein, de Esther Cross y Carne de mi carne (antología de cuentos de escritoras latinoamericanas), además de Cuadros y cuentos, de Ejti Stih. 

Los autores independientes también están satisfechos. Uno de ellos es Alfredo Rodríguez, que en el estand de Sopa de letras tiene sus Cuentos felinos y Cuentos antiberrinche. Comparte espacio con la autora Abigail Ferolla. “La feria ha sido provechosa para impulsar nuestra cruzada contra el bullying. Hay algo muy importante y es ese público lector que vuelve. Muchos niños visitan el estand para conversar sobre sus lecturas y a preguntar por mis nuevos proyectos literarios. Creo que poco a poco se va consolidando la cultura de la lectura entre los nuevos cruceños”, mencionó Rodríguez. 

La Cámara del Libro no ha dado cifras preliminares de la asistencia hasta el momento. El año pasado, a estas alturas, habían ingresado 48.000 personas. 

Más datos

Uno de los más vendidos
Hasta ayer, Alfredo Rodríguez había vendido 420 ejemplares de Cuentos felinos y 370 de Cuentos antiberrinche. Se encuentran en el estand de Sopa de Letras (pabellón Brasil) 

La hoguera
Los más vendidos de la editorial son Maldito hippie comunista, de Édgar Lora con 132 libros, Derecho laboral para todos, de Óscar Gómez y André Aguilera, con 93 y Clotilde, la señora de Eldorado, de Alcides Parejas,  con 89 libros vendidos. 

Ateneo
En el estand de la librería, los más vendidos son La llamada de la tribu, de Mario Vargas Llosa (120), Origen, de Dan Brown (100) y La hija del capitán, de María Dueñas (90).



 




En esta nota
FIL