CULTURA

Agüero: “Mi carrera en el cine recién empieza”


El director chileno Ignacio Agüero fue uno de los invitados especiales del pasado Festival del Cine Radical. Hoy se verá uno de sus filmes en Santa Cruz

Durante el Festival Radical se exhibieron cinco importantes películas del documentalista

23/09/2017

Ignacio Agüero fue uno de los invitados importantes que tuvo el IV Festival de Cine Radical, que se realizó en La Paz, El Alto y Santa Cruz. Uno de los sectores de este festival estuvo dedicado al documentalista chileno, en el que se exhibieron cinco de sus películas más memorables. Además, compartió una charla con el público en el centro Wayna Tambo, de El Alto. 

Agüero, con 45 años de trayectoria, se destacó en sus inicios con películas que cuestionaban la dictadura de su país, ejercida por el presidente de facto Augusto Pinochet. Su primer documental, No olvidar (1982), indagaba la “masacre de los hornos de Lonquén”, de 1978, en un sitio donde fueron enterrados los cuerpos de 15 campesinos víctimas de esa dictadura.   

“No olvidar fue una película que hicimos con temor, con miedo a exponernos estando en esa dictadura. Por eso nos salió muy sencilla”, dijo Agüero a EL DEBER y remata: “Pero era una necesidad absoluta hacerla, y la hicimos”. 

No olvidar se convirtió en la primera película hecha en Chile y por chilenos, que tocaba el tema de la represión en la dictadura de Pinochet.  Tras su estreno fue censurada y confiscada, pero tras una batalla legal Agüero consiguió que siga exhibiéndose, aunque el temor de lo que pudiera pasar siguió.    

En su estadía en Bolivia el director manifestó que se sintió muy cómodo, ya que siente el Festival Radical muy cercano a lo que a él le gusta del cine y también señaló que aunque en Bolivia la actividad fílmica es escasa, se encuentran buenas cosas. “Me gusta mucho la cinefilia que existe por acá”, expresó Agüero. 

Su carrera
El festival cerró en Santa Cruz con la exhibición de su documental Aquí se construye (o Ya no existe el lugar donde nací), donde Agüero muestra los cambios en un barrio tradicional santiaguino. Filmé Aquí se construye porque en un momento dado en Santiago uno parecía ver la destrucción de la ciudad”, explicó el cineasta. “El fenómeno de las demoliciones era masivo, y desaparecieron en poco tiempo varias comunas enteras.

Era como ver el escenario de una guerra, y me pareció que eso expresaba de manera muy gráfica el capitalismo salvaje que arrasa con lo que encuentra en el camino solo por el lucro”, dijo Agüero. 

Al momento de hablar de su carrera, el director chileno dice sin pensar que aún le falta mucho por avanzar. “Si tengo que calificar mi carrera en el cine, puedo decir que recién está empezando”, mencionó. “He ido descubriendo cosas que me motivan a hacer muchas otras cosas más”, expresó.

Para los que quieran conocer la obra del chileno, hoy se exhibirá Cien niños esperando un tren (1988), en la librería Trapezio, a las 19:30. En esta obra, a través de un taller de cine para niños, se denuncia el estado policial de la dictadura. 



En esta nota