sábado 19, de abril del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 19 Abril 2014  
 
Inversión al agua



imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

Hace poco más de tres años, con una transferencia de $us 30 millones que le hiciera el Estado como aporte de capital, la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), dependiente del Ministerio de Defensa, suscribió un contrato con dos empresas coreanas para la construcción en la República Popular China de 16 barcazas y dos ‘empujadores’. La millonaria inversión apuntaba a la implementación del proyecto de transporte de minerales de la Empresa Siderúrgica de Mutún a través del Canal Tamengo y de la hidrovía Paraguay-Paraná. Con dicho proyecto, Enabol había previsto un ingreso neto anual superior a los Bs 12 millones.

No obstante que las normas lo impiden, Enabol efectuó irresponsablemente el pago adelantado y al contado por las embarcaciones, incluyendo $us 3 millones por su transporte hasta el país, a fin de que sean entregadas en el plazo de un año. Pero ocurrió lo peor porque las empresas contratadas, además de no haber presentado las boletas de garantía ni pagado a los astilleros, subrogaron el contrato a otras compañías chinas, lo que de modo inexplicable fue aprobado por la naviera boliviana, entre otras graves irregularidades.

En marzo pasado, Enabol recibió copia de la notificación de un tribunal marítimo chino que, a tiempo de suspender una demanda de mejor derecho propietario impulsada por un bufete de abogados chinos contratados al efecto por la parte boliviana, señala como ‘irreversible’ el proceso del remate de los navíos a favor del astillero que los construyó, lo que representará una pérdida inicial de $us 15 millones para el Estado boliviano y un nuevo hecho de corrupción que empaña la gestión del Gobierno del Movimiento Al Socialismo.

El ministro de Defensa ha deslindado su responsabilidad en este fraudulento caso y aguarda que Enabol rinda cuentas del manejo de los recursos que le fueron confiados por el Estado. Opositores han criticado ácidamente al titular de Defensa y le han advertido con un juicio de responsabilidades por el daño económico al país.

Exautoridades de Enabol están acusadas del fraude y algunas guardan detención, pero no se tienen noticias de los astutos coreanos que firmaron los contratos y no los cumplieron. Es probable que nunca más se sepa de ellos… Y en tanto se torna inminente la pérdida por partida doble de una considerable suma de dinero y de las barcazas chinas, el bullado caso deja en evidencia, una vez más, el poco serio y discrecional manejo de los recursos que pertenecen a todos los bolivianos

Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra Weise y Percy Áñez Rivero