SANTA CRUZ DE LA SIERRA BOLIVIA
sábado 27-8-2016
05:58 a.m.
Min 22ºC | Máx 32ºC
ECONOMÍA
ARCHIVO
PETROLEO

Las tres principales gobernaciones del país, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, confirmaron que hacen ajustes a sus presupuestos

La caída del petróleo obliga a reajustar costos e inversiones

Las gobernaciones del eje central cambian sus planes. Anticipan una reducción de ingresos por un monto de $us 400 millones. Privados ven estancamiento. La Uagrm congela sus proyectos

Más información
Tags
Hilton Heredia/J.C. Salinas
hheredia@eldeber.com.bo
15/01/2016
06:00

La caída del precio del petróleo a niveles históricos desde hace 12 años ($us 30 el barril) afecta a los ingresos percibidos por el Estado por la exportación de gas natural y repercute directamente en los planes de inversión pública y privada.

Por un lado, obliga a las instituciones públicas (gobernaciones, alcaldías y universidades) a reajustar sus presupuestos 2016, y por otra parte los empresarios revisan sus planes de expansión y anticipan un estancamiento de las inversiones.

Las tres principales gobernaciones del país, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, confirmaron que hacen ajustes a sus presupuestos, pues la disminución de ingresos por concepto de hidrocarburos a escala nacional asciende a $us 400 millones, lo que afectará a los proyectos de inversión.

El asesor de la Gobernación de Santa Cruz, José Luis Parada, hizo conocer que la situación es complicada y que las instituciones tendrán que reducir sus presupuestos un 15%.

En criterio del secretario de Coordinación de la Gobernación de Tarija, Waldemar Peralta, los ingresos del ejecutivo departamental por la exportación de gas se reducirán un 20% en abril. Recordó que en 2014 el presupuesto de Tarija rondaba por los Bs 5.000 millones, pero este año estará por los Bs 2.000 millones.

Por su lado, el vicerrector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Osvaldo Ulloa, dijo que este año no encararán un solo proyecto nuevo y que la reducción de ingresos asciende a Bs 70 millones.

Al respecto, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas, y el titular de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Julio Roda, expresaron cautela e indicaron que la reducción de ingresos será bastante fuerte.

“La crisis económica y el descenso del precio del crudo obligan a que los empresarios pensemos dos veces la planificación de nuestras inversiones, nuestros gastos y proyectos”, sostuvo Nostas.

Poder Ejecutivo pide auxilio
El presidente Evo Morales anunció que buscará apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para planificar cómo Bolivia puede hacer frente a los bajos precios del petróleo.

Morales pidió al ministro de Planificación, René Orellana, coordinar la tarea luego de que pase el referéndum (del 21 de febrero).

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, señaló que para hacer frente a estos bajos precios, el Gobierno optó por industrializar y diversificar los derivados del petróleo, como el Gas Licuado de Petróleo (GLP) y el Gas Natural Licuado (GNL), con los que, a través de su exportación, se pretende recuperar los ingresos no percibidos por el bajo precio del crudo.

El impacto
Para José Alberti, presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, uno de los primeros síntomas negativos de la caída del valor del crudo es que en 2015 se dejaron de exportar unos $us 400 millones, algo que en su criterio afecta a los bolivianos en general.

Alberti indicó que el Gobierno debe ser transparente en los datos y que el PGE 2016 basado en un poco más de $us 45 el barril de petróleo, cuando está cerca de los $us 30, no podrá ser sostenible y que las gobernaciones, municipios y universidades tendrán que modificar sus programas por un ingreso menor de recursos.

Similar criterio tuvo el analista Jorge Ruiz, que remarcó que una manera de amortiguar la crisis es trabajar en las exportaciones no tradicionales, en lograr mayores excedentes de productos alimentarios para poder venderlos a un mejor precio y lograr nuevas divisas para el país.

En cuanto a las expectativas salariales, Ermo Pérez, primer secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), se mostró preocupado y subrayó que las negociaciones por el incremento salarial van a ser muy duras porque el Gobierno, con seguridad, les planteará que la situación económica del mundo está en crisis y que para evitar que el país se contagie se debe ahorrar.

La Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa hizo saber durante el último trimestre de 2015 que las ventas bajaron de forma sostenida

Valoración de la noticia
Gustó (7)
Sorprendió (22)
Emocionó (2)
Indiferente (2)