ECONOMÍA

YPFB contradice a ministro sobre precios para exportar a Argentina


La estatal afirmó que no habló de valores, como señaló el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez. Admite inconvenientes en exploración y cuestiona las críticas de los expertos


La estatal aseguró que la baja producción se debe también a menores nominaciones de Argentina y Brasil
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/08/2018

Luego de un cruce de palabras entre el embajador de Argentina, Normando Álvarez, y el ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, en torno a la negociación de nuevos envíos de gas boliviano al vecino país, el vicepresidente de Administración de Contrato y Fiscalización de la estatal YPFB, Luis Alberto Poma, contradijo a la autoridad nacional al admitir que en las mesas de trabajo nunca se abordó el precio del combustible.

Cabe recordar que la anterior semana el ministro del área afirmó que Argentina tenía previsto pagar un precio que no le convenía al país ($us 6), por lo que se descartó ampliar la venta de gas boliviano, más allá del contrato vigente, que culmina en 2026.

“El precio del gas al que compra la Argentina a Chile está por encima de los $us 10, mientras que el precio de Bolivia está por los $us 6 el millar de BTU”, sostuvo la autoridad, cuando fue consultada sobre el tema.

Acerca del cruce de declaraciones, Poma sostuvo que hubo propuestas conceptuales por parte del exministro de Energía y Minas de Argentina, Juan Aranguren, pero que “nunca hemos hablado de precios”.

Pero coincidió con Sánchez en que la propuesta argentina de vender más en invierno y reducir los envíos en verano es inviable.

Producción y exploración

El vicepresidente también habló sobre los cuestionamientos a la producción y la inversión en exploración de gas natural.

Sobre la primera, dijo que en promedio está en 60 millones de metros cúbicos día (MMm3/d). Pero los informes de YPFB dicen que bordea los 54 MMm3/d.

Justificó la reducción debido a que los pozos no siempre producen en los mismos caudales debido a que son sujeto de mantenimientos y paros constantes. “Son cosas normales”, dijo.

Sobre las reservas, cuestionó a asambleístas de oposición, como el senador Óscar Ortiz, que denunciaron que las mismas llegan a 4,6 TCF. El mismo legislador y analistas del sector cuestionan la falta de inversión en la búsqueda de nuevos yacimientos.

Sin embargo, Poma aseguró que cuando el actual Gobierno llegó al poder, solo existían siete proyectos de exploración que estaban en fase inicial.

Es más, aseguró que YPFB desarrolló en 12 años el 100% del área reservada para hidrocarburos. “Cuando llegamos solo se había cubierto el 5%”, dijo.

Reconoció que el trabajo exploratorio demora entre 7 y 10 años y que existen dificultades por temas legales, operativos, atracción de inversión, hasta los bajos precios del petróleo.

Aseguró que esto se subsanó con la aprobación de Ley de Incentivos, que hizo viable la firma de 17 contratos de exploración.

Cuestionamientos

El experto en hidrocarburos Bernardo Prado observó las justificaciones de la autoridad.

En primer lugar, para él la reducción de la producción obedece más a la declinación natural de los megampos que están en Tarija que por los trabajos de mantenimiento que mencionó Poma. “Eso se corrige con inversión en exploración, pero eso no está pasando”, dijo Prado. A la fecha, según el experto, no se ha descubierto ningún megacampo nuevo en el país.

Negociación con Brasil

El Gobierno de Brasil continúa en tratativas con Bolivia para renovar el contrato de venta de gas natural, informó la Asesoría de Comunicación del Ministerio de Minería y Energía. “Las tratativas para renovación del contrato de suministro de gas natural boliviano están en discusión”, dicen. La última reunión entre ambos países fue el 5 de julio.



 




En esta nota