ECONOMÍA

Toda la familia Pari, en la cárcel y Juan Franz aún no aclara dónde está el dinero


Secundino Pari fue enviado al penal de San Pedro. Juan Franz Pari se abstuvo de declarar ayer ante la comisión de fiscales. La cajera con control dual de la agencia del Banco Unión en Batallas también fue a parar a la cárcel por este caso

El principal acusado del desfalco en el Banco Unión es trasladado a Chonchocoro

08/11/2017

Con la detención preventiva de Secundino Pari establecida anoche, toda la familia cercana del principal acusado del fraude financiero de la agencia de Batallas del Banco Unión, Juan Pari, está implicada y detenida preventivamente.

Pese a ello, el exfuncionario de la entidad financiera aún no aclaró sobre los responsables del desfalco ni dónde se encuentran los Bs 37,6 millones que supuestamente sustrajo durante 10 meses, porque ayer se acogió al derecho al silencio ante los fiscales.

Al mismo tiempo, la juez Primero Anticorrupción Cinthya Delgadillo, determinó la detención preventiva de Soledad F. por considerar indicios de culpabilidad contra la cajera y encargada del control dual de la agencia de Batallas (La Paz), del Banco Unión donde se sustrajeron los recursos.

“Secundino Pari está procesado por delitos de receptación de bienes provenientes de la corrupción, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y asociación delictuosa. Soledad F. es imputada por delitos financieros y asociación delictuosa. La autoridad jurisdiccional ha dispuesto la detención preventiva en el penal de San Pedro y en el penal femenino de Miraflores”, explicó el fiscal Daniel Ayala, luego de concluida la audiencia de medidas cautelares, alrededor de las 19:00 de ayer.

La familia Pari

Después de allanar la casa de la familia Pari, el pasado 10 de octubre, la Fiscalía aprehendió a la madre de Pari, Nancy M. M.; su hermano José G. P. M.; su esposa Carolina C. J. L.; y su cuñada María F. J. L.

El Ministerio Público pudo establecer en esa primera instancia que los familiares conocían los hechos ilícitos investigados, se beneficiaron de regalos con los recursos supues- tamente sustraídos e incluso tenían en su casa un circuito cerrado de cámaras de seguridad.

Vuelve a Chonchocoro

Mientras el padre esperaba la audiencia de medidas cautelares, Juan Pari se aprestaba a declarar ante la comisión de fiscales que investiga el caso del desfalco del estatal Banco Unión.

Sin embargo, durante la mañana de ayer, después de estar un poco más de tres horas en la Fiscalía y sin haber ampliado su declaración informativa, Pari regresó al penal de Chonchocoro, donde guarda detención preventiva.

La pasada semana, en un memorial de solicitud de ampliación de declaración, Pari se aprestaba a liberar de responsabilidades a miembros de su familia, su novia y al dueño de un rent-a-car, que están imputados en el caso.

Marcelo Guerra, abogado de Pari, apenas explicó a los periodistas que “no declaró nada, porque está mal, tiene problemas de salud”.

Defienden a la cajera

Alejandro Nogales, abogado defensor de la cajera Soledad F., dijo que la imputada no tuvo ninguna participación en el caso que se investiga y observó que el tipo penal que impuso el Ministerio Público “está totalmente alejado de la realidad jurídica”, considerando que se debió haber impuesto incumplimiento de deberes y no el delito que estableció la Fiscalía.

Lamentó la detención preventiva, situación legal que ha sido apelada. Explicó que la mujer de 26 años, solo tenía el cargo de cajera y la calidad de ‘control dual’ se aplicaba cuando podía acompañar a Pari a que ingrese el dinero “y nada más”.

Envueltas en llanto, Martha B, la madre y otras familiares de Soledad F., exigieron la liberación de la ahora imputada y pidieron que se sancione al directorio de la entidad financiera y no a las personas de escasos recursos, como ellas.



En esta nota