ECONOMÍA

Se activa tensión por recortes y reversión de predios agropecuarios en reserva Guarayos


La CAO denuncia intento de creación de un proyecto de reservas integrales para alentar más invasiones en la zona. El Gobierno busca diálogo y consensos para zanjar conflicto 

Productores aseguran que las tomas son consumadas por la fuerza
Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/05/2018

El aparato productivo cruceño denuncia incertidumbre jurídica por recortes, reversión y toma de predios en la zona de Guarayos y el Gobierno, desde el Viceministerio de Tierras, pide a este sector apostar por el diálogo y el consenso para encontrar una solución estructural y así bajar la tensión en la Reserva Forestal Guarayos.    

A decir del presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy Suárez, la reversión de propiedades de productores agropecuarios está generando un marco de inseguridad total entre los productores que cultivan e invierten en la producción de granos estratégicos para darle seguridad alimentaria al país. 

Dio cuenta de que, en la mayoría de los casos, las víctimas son productores que tienen posesiones legales y antecedentes agrarios que cumplen la función económica social (FES). “Se les está quitando tierras con derechos reconocidos por el Estado y que, en su mayoría, el dueño ha pagado por la adjudicación”, puntualizó Suárez, al reconocer que no se tienen cifras de las hectáreas agrícolas afectadas por tomas. 

La CAO rechaza el proyecto de creación de reservas integrales deduciendo que alentará nuevos asentamientos en áreas donde no está permitido el uso agropecuario y atentará contra la biodiversidad de las reservas, en este caso, Guarayos y El Choré.  Además, piden al Gobierno cumplir el acuerdo del 19 de diciembre de 2017 que establece activar una comisión dando un plazo de dos meses para efectuar un trabajo técnico y así  establecer una nueva delimitación respetando los actuales asentamientos e inversiones efectuadas. 

Lectura oficial 
Desde el Viceministerio de Tierras, el titular de esa cartera estatal, Juan Carlos León, indicó que la temática de tierra es compleja en la Reserva Forestal Guarayos, pero que el Gobierno buscará un diálogo equilibrado y consensuado para zanjar la problemática que involucra a organizaciones campesinas, indígenas, interculturales y empresarios agropecuarios. 

Dejó entrever que los campesinos e interculturales han propuesto un manejo integral y sustentable del bosque y que los indígenas piden la entrega de tierras fiscales disponibles en compensación a la explotación de su territorio. “Si la solución pasa por armar un nuevo ‘mosaico’ de la reserva para garantizar derechos de unos y otros y asegurar la paz social se lo hará”, dijo León al acotar que el jueves tienen previsto reunirse con la CAO para también escuchar su planteamiento. 

Desde la Central de Organizaciones de Pueblos Nativos Guarayos (Copnag), su presidente Daniel Yaquirena asegura que no conocen ni tienen nada que ver con tomas y recorte de tierras. 

Desde la perspectiva del investigador del Cejis, Leonardo Tamburini, el Gobierno debe respetar y hacer respetar la ley dado que Guarayos es una reserva forestal que desde 1969 no ha parado de sufrir invasiones de agropecuarios, madereros y otros.



 




En esta nota