ECONOMÍA

Técnicos alertan que no hay ‘magia’ para matar langostas


Especialistas del Senasa y del INTA de Argentina remarcaron que el trabajo de prevención es clave. Morales dijo que, si hace falta, habrá más recursos

Los trabajos aéreos son cosiderados importantes debido a que tienen una mayor alcance y cobertura. Foto: Gabriel Vásquez

23/02/2017

Rotundas. Así fueron las recomendaciones y explicaciones de los técnicos argentinos al presidente Juan Evo Morales, al que hicieron conocer que en la lucha contra la langosta voladora no hay recetas ‘mágicas’ y que los trabajos de prevención son claves para evitar la propagación de la plaga.


Cecilia Catenaccio, coordinadora del programa fitosanitario del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina (Senasa), en una conversación improvisada le explicó a Morales que, en la lucha contra las langostas, nada está garantizado y que las distintas estrategias para evitar su propagación son bienvenidas.


Catenaccio detalló que el insecto es originario de Sudamérica y que se desarrolla muy rápido, por lo que es urgente matarlo cuando es ninfa (langosta que no vuela).
“La fumigaciones aéreas y terrestres y el apoyo del Ejército en la destrucción de los nidos son importantes, pero no garantizan la total erradicación de las langostas”, puntualizó Catenaccio. 


Morales, rodeado por un enjambre de periodistas y curiosos en el municipio de Cabezas, escuchó atento las explicaciones de la especialista a las que se sumó la de Eduardo Tromper, coordinador de manejo de plagas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA). 


Tromper, con tonada cordobesa, subrayó que es importante trabajar de manera coordinada entre las autoridades nacionales y las locales y que el constante monitoreo de la plaga es fundamental para lograr buenos resultados.  
Tanto Catenaccio como Tromper coincidieron en que la presencia de ninfas será algo habitual y que, por más que se fumigue la eclosión de los huevos será algo con lo que se tendrá que lidiar de forma constante.

Evaluación
Morales sostuvo que este es un trabajo conjunto entre el Estado y los privados, pequeño, mediano y grandes productores, y que si fuera necesario se destinaría más recursos para hacer frente al problema de las plagas. Cabe recordar que el Gobierno, mediante un decreto, destinó Bs 5,3 millones.


Sobre el avance de los trabajos, el jefe de Estado subrayó que la distribución de los recursos debe llegar a todas las zonas afectadas, y adelantó que debido a la experiencia argentina sobre plaga de langostas, en su encuentro con su par Macri abordará este tema.
A más de un mes de la presencia de las langostas, la superficie afectada en Santa Cruz llega a las 4.000 hectáreas, y de acuerdo con el Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria, en la actualidad se está trabajando y fumigando en unas 17.000 hectáreas del sur cruceño 



En esta nota