ECONOMÍA

Sube el flujo de ventas en Bermejo y baja en Yacuiba


Con motivo de las fiestas de fin de año personas del país vecino acuden a comprar paquetes que contienen ropa en general y deportiva, zapatillas y electrodomésticos

En Aguas Blancas, pese a la lluvia del martes, la gente hizo fila en el puerto Las Chalanas (f) en río Bermejo para pasar a territorio boliviano

28/12/2016

El flujo comercial en Bermejo (provincia Arce de Tarija, frontera con Argentina) se incrementó en estas fiestas de fin de año, al punto que se forman largas filas de argentinos que vienen al país y de bolivianos que acuden al territorio vecino motivados por los negocios.


El conglomerado de gente en ambos lados de la línea limítrofe (Bermejo-Aguas Blancas)se debe a que todavía no entró en vigencia la tarjeta vecinal fronteriza que va a regular el paso de un país a otro.
A Bermejo llega gente desde Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Jujuy, Salta y Orán. También desde Bolivia van a efectuar compras en Aguas Blancas, Orán y Salta.


El responsable de Migración en esta localidad fronteriza, Santos Aguirre, informó que el flujo migratorio se incrementó por las fiestas de fin de año.


El administrador de la Aduana de Bermejo indicó que esta frontera es la más transitada del país. Calcula que ingresan a Bolivia por este lugar entre 7.000 y 7.500 vehículos diarios.
Pese a la baja del peso en relación con el boliviano, de 0,45 a 0,38, los precios de los productos siguen siendo atractivos para los argentinos.


En los días de feria que se realizan en Aguas Blancas muchos bolivianos se trasladan en caravana a comprar sidra, cerveza, embutidos y carne en general.

Yacuiba
En Yacuiba el comercio bajó. Se nota un escaso movimiento de argentinos, aunque los comerciantes locales confían en que se repita una subida de las ventas este viernes y sábado, al igual como ocurrió en las vísperas de Navidad.


“El 23 y el 24 de diciembre hubo una gran afluencia de gente que llegó para hacer compras de último momento”, relató un taxista de Salvador Mazza.


Solamente fueron los dos únicos días de la anterior semana, y nada más, dijeron venteros yacuibeños 



 




En esta nota