ECONOMÍA

Soyeros están en alerta por freno de la DGAC a la fumigación aérea


El agro observa que uno de sus aliados en el control de las plagas está atado de manos. Desde la entidad aeronáutica indicaron que otorgarán permisos especiales


El servicio que brindan los aviones agrícolas es considerado clave por los productores de Santa Cruz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/11/2018

Más de 50 aviones agrícolas o fumigadores de unas ocho empresas apostadas en Santa Cruz tienen sus naves en tierra sin la posibilidad de volar ni prestar servicio al agro debido a una resolución de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), que descertifica a las firmas que hasta 2017 venían operando.

La medida fue calificada como un acto de total desconocimiento del sector del actual director de la DGAC y un acto grave de retroceso en la actividad de los aviones agrícolas o fumigadores, según Hebart Vargas, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Fumigación Aérea de Bolivia (Andefa).

El dirigente remarcó que es la primera vez que en casi 60 años se ven frenados en su actividad por una actitud que, a su criterio, no se comprende y que no hace otra cosa que atentar contra el derecho al trabajo.

“¿Cómo es posible que de la noche a la mañana, porque se le ocurre al director de la DGAC, tenemos que empezar de cero para conseguir un permiso?, algo que en algunos casos tarda meses”, sostuvo Vargas, que hizo notar que al no poder operar, el agro se encuentra indefenso en caso de que haya alguna plaga. Además, precisó que ya empezó la gran campaña de verano destinada a garantizar la seguridad alimentaria de los bolivianos.

Al respecto, desde la Cámara Agropecuaria del Oriente indicaron que la media de la DGAC no es la más adecuada debido a que el servicio que prestan los aviones fumigadores es clave para el sector agrícola.

A su vez, Richard Paz, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), sostuvo que las empresas de fumigación aérea son uno de los principales aliados estratégicos que permiten realizar un adecuado control y manejo de las malezas, enfermedades e insectos, asegurando buenos niveles de productividad y la producción de alimentos para el país.

Aclaró que actualmente los productores se encuentran en pleno proceso de siembra de la campaña de verano 2018-2019, la más importante del año, en la cual estiman producir al menos tres millones de toneladas de granos de soya, maíz y sorgo, y que a partir de la fecha ya requieren los servicios de fumigación aérea para el manejo adecuado de los cultivos.