ECONOMÍA

Sigue el bloqueo, pese al compromiso del Gobierno de inicio de obras


En Cuatro Cañadas los transportistas y la Policía midieron fuerzas. Hay  detenidos. El diálogo fracasó, a pesar de que el viceministro de Régimen Interior aseguró que las obras van a comenzar el 5 de noviembre


La Policía se pertrechó de la mejor manera para tratar de dejar expedita la vía. No pudo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/10/2018

La medida de presión sigue y el paso de Santa Cruz a Beni está bloqueado, a pesar de que la Policía, en la localidad de Cuatro Cañadas (Santa Cruz), intentó despejar la carretera y dispersar a los bloqueadores.

Tampoco la oferta gubernamental de iniciar las obras el 5 de noviembre sedujo a los transportistas, que se vieron presionados a retroceder e instalar en el interior del pueblo nuevos piquetes de bloqueo.

El enfrentamiento



La intervención policial comenzó a las 15:30, cuando un grupo de 300 efectivos, armados con agentes químicos y armamento antidisturbios, ingresó a la primera barricada formada por tierra, piedras y palos, al ingreso de la localidad.

Se abrieron paso lanzando gas lacrimógeno y desplazaron a unos 300 metros a los transportistas, que respondieron con piedras y petardos. Además, lanzaron consignas provocando a las fuerzas del orden

“Avancen perros”, decía el grupo que sobrepasaba el centenar de personas.

La Policía siguió su avance hacia una segunda barricada, ubicada a unos 1.000 metros del primer punto de bloqueo.



En ese instante, quemaron llantas y detonaron varios petardos. La respuesta de los policías fue el despliegue de efectivos a bordo de motocicletas, que dispararon agentes químicos.

En esos momentos, llegó a la zona el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, quien intentó dialogar con los transportistas.

La autoridad dijo no entender la medida extrema, porque incluso existe una fecha para el inicio de obras en esta ruta, fijada para el 5 de noviembre.

“La medida no se justifica”, afirmó Quiroga. Pero los hombres del volante respondieron con petardos y piedras. El intento de diálogo había fracasado.

Luego de forma inmediata, los efectivos ingresaron a unos 500 metros de la segunda barricada, en donde la masa enardecida formó un bloque de llantas quemadas. El humo negro cubrió todo el pueblo, mientras su población miraba las escaramuzas.



Hasta este punto fue donde llegó la Policía, que tras intentar apagar las llamas de los neumáticos con un vehículo antimotín se replegó.

El saldo de la reyerta fue cinco personas detenidas. Hasta anoche las fuerzas del orden se mantuvieron en apronte a las afueras de Pailón, zona donde se inicia la carretera a Puerto Suárez.

Inmediatamente el grupo se replegó hasta Cuatro Cañadas.

¿Abuso policial?

Durante el enfrentamiento, de acuerdo con el corresponsal de EL DEBER, la Policía en su afán de dejar expedita la carretera cometió un uso excesivo de la fuerza, como ingresar en una estación de servicio y arrestar a un trabajador.

También los uniformados detuvieron a las personas que estaban circulando por la carretera.

“No respetaron a las mujeres ni a los niños, nos golpearon, pero por más que nos quieran asustar no van a poder. Vamos a seguir demandando que esta carretera de la muerte se arregle y que no nos hagan promesas falsas”, sostuvo una de las bloqueadoras, que logró escapar para sumarse al nuevo punto de bloqueo, en el interior de Cuatro Cañadas.

Demanda antigua

El pedido de una nueva carretera que una Santa Cruz con Beni es antiguo. De hecho, según los dirigentes del transporte, el Gobierno se comprometió varias veces en reconstruir la capa asfáltica que está deteriorada en varios tramos. Uno de los tramos más afectados es el de Pailón y Cuatro Cañadas, en donde el asfalto se encuentra en mal estado.

Sobre el problema se consultó al Ministerio de Obras Públicas, que pidió esperar hasta hoy para tener una respuesta oficial del tema.

Cabe recordar que en el primer día de bloqueo (lunes), Adhemar Rocabado, jefe regional de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), indicó que la demora en el inicio de las obras no era responsabilidad de la ABC, sino de las entidades encargadas en financiar dicho proyecto, que estaban atrasadas en el desembolso de los recursos y que a su criterio las mismas iban a comenzar el 5 de noviembre.

Sin cuarto intermedio

Anoche una parte de la dirigencia propuso un cuarto intermedio para negociar con las autoridades, pero la iniciativa fracasó.

Representantes de San Julián y de Cuatro Cañadas dieron a conocer que ayer mantuvieron contactos telefónicos con distintas autoridades gubernamentales, en los que las mismas les invitaban a levantar las medidas de presión e ingresar a un cuarto intermedio.

Sin embargo, para la dirigencia el pedido de levantar el bloqueo y recién ser escuchados no fue tentador, por lo que luego de varias horas de consultas entre los distintos sectores, optaron por no aceptar la propuesta.

“Ellos nos quieren presionar y controlar, no vamos a aceptar, pues hay compañeros en San Julián, San Ramón y Guarayos que están luchando igual que nosotros y por eso les debemos respeto y no vamos a aceptar esa propuesta”, señaló un dirigente.

Acciones penales

José Luis Pereira, director de Tránsito, explicó que el hecho ocurrido la noche del lunes fue un acto criminal y detalló que el ataque a los policías se registró en el momento en que los uniformados estaban en vigilia esperando recibir instrucciones superiores para tomar acciones frente al bloqueo de la carretera, que protagonizan los transportistas en demanda de la mejora de la ruta.

Entonces, cuando “estaban coordinando estos temas apareció por la parte posterior, por la retaguardia, este vehículo a gran velocidad, con la luz apagada y directamente embistió a la humanidad de los efectivos policiales”, sostuvo.

Los uniformados fueron trasladados de emergencia a una clínica de la capital cruceña. Algunos resultaron con lesiones leves y otros presentan heridas de mayor gravedad, incluso, según Pereira, uno de los policías tiene fracturas en la costilla y daño en el hígado.

Agregó que por este caso fueron aprehendidas dos personas y el vehículo protagonista se encuentra retenido en dependencias de Tránsito.

Daños a los pasajeros

Durante la mañana de ayer, los transportistas que mantienen el bloqueo de la carretera se mostraron radicales, incluso han impedido el transbordo de pasajeros pinchando las llantas de vehículos que se acercan a brindar este servicio a los pasajeros afectados por esta medida.
Los bloqueadores también han impedido el trabajo de la prensa.
Los ánimos de estas personas se han visto caldeados luego de que anoche se enfrentaran con efectivos de la Policía Nacional.

Ellos culpan a las fuerzas del orden por la refriega que dejó un saldo de seis uniformados heridos.
Los transportistas exigen el mejoramiento del camino que se encuentra deteriorado en varios tramos.

Los puntos de bloqueo están instalados en Cuatro Cañadas, San Julián, San Ramón, Guarayos y Brecha Casarabe.

En la terminal Bimodal se ha suspendido la venta de pasajes hacia Beni.