ECONOMÍA

Senasag endurece controles a internación de cerveza y vino


Un instructivo triplica la realización de análisis microbiológicos y fisicoquímicos a las bebidas. Las empresas afirman que se ‘semiparalizan’ las importaciones. Advierten más contrabando


Impacto en las bebidas anticipan un incremento en las bebidas a partir de enero de 2017 Una nueva norma golpea al sector formal de la economía. Hay emergencia en los importadores

19/12/2016

Debido al incremento en el ingreso de bebidas alcohólicas al país en esta temporada, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras instruyó al Servicio de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) endurecer los controles a todas las importaciones de cerveza y vino.

A partir de la fecha, el Senasag tomará cinco muestras (análisis microbiológico) por producto de un lote al azar, por cada permiso de importación y una muestra por producto para realizar el análisis fisicoquímico. Antes se hacía solo un análisis anual de cada producto y lote. La medida provocará más demora y costos a los importadores.

El Senasag mediante nota firmada por el director general Mauricio Ordoñez Castillo, argumenta que el objetivo de la norma es reducir el riesgo relativo a los alimentos importados; identificar y aplicar medidas adecuadas para controlarlos y comunicarse con las partes interesadas para notificar los riesgos y las medidas adoptadas, considerando que la presencia de los contaminantes en los productos debe reducirse al máximo para prevenir riesgos para la salud pública.

Importadores temen impacto
Los importadores de bebidas afirman que se ‘semiparalizará’ la internación legal de estas bebidas y advierten que puede aumentar el contrabando en el territorio nacional.

El presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco) de la provincia Germán Busch, Luis Antonio Delgadillo, indicó que elevaron un reclamo formal ante el Senasag para frenar la aplicabilidad de la norma.
“El impacto es devastador. Nosotros estamos reduciendo al mínimo las importaciones debido a que se vuelve una carga burocrática y normativa en la importación de cervezas y vinos, se han encarecido nuestros costos. Un ejemplo, solamente el tema de tener la mercadería precintada dentro de la Aduana por ocho días para hacer los análisis ya afecta; si la tenemos otros ocho días en nuestros depósitos es una mercadería de capital de giro parado, además que los mercados están desabastecidos. Habrá despidos de cientos de trabajadores”, aseveró el directivo.

Citó el tratado de Mercosur y de la Comunidad Andina de Naciones que establecen que “en ningún momento una entidad de un país puede paralizar importaciones de otros países si no está de acuerdo a sus normas, además tendría que decirlo al país de origen de donde proviene la mercadería”.

Al respecto, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rrodíguez dijo que la acción debería ser similar para los productos nacionales, pues de otra manera se incurre en una discriminación.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Fernando Cáceres ya advirtió que el sector es el más afectado con las regulaciones





e-planning ad